Connect with us

Análisis

Medievil | Análisis

Puede parecer irónico pero, Sir Daniel Fortesque, el esqueleto más popular de PlayStation está más vivo que nunca. Con este remake Sony quiere hacernos retroceder 21 años hasta PlayStation 1 donde, entre otras cosas, morir significaba volver a empezar el nivel; sin puntos de control ni tonterías. De la mano de Other Ocean, Sir Daniel vuelve a nuestras PlayStation 4 con un aspecto totalmente renovado pero sin ninguna novedad reseñable que añadir.

Coged vuestra espada, abrochaos bien el escudo, tomad un vasito de leche para los huesos… y a librar a Gallowmere de las garras de Zarok.

Reconquistando Gallowmere a espadazo limpio

Tenemos que remontarnos hasta 1998 cuando Sir Daniel levantó la cabeza por primera vez. Por aquel entonces el género de plataformas y aventuras vivía su época dorada y fueron muchos los iconos (de una marca y de otra) los que salieron de todo esto. Un género que ya por aquel entonces suponía un reto constante, por dificultad, por habilidad o simplemente por completar la lista de coleccionables u objetos ocultos con los que contaba el juego. Un género que te llevaba al límite al morir varias veces en el mismo punto. Ese límite era: volverte a sentar bien, arremangarte y decir en voz alta, «me voy a poner serio, esta vez me lo paso».

(Fin del recuerdo de gamer cebolleta)


MediEvil está igual que lo dejé hace 21 años. Lo bueno de muchos juegos de su género es que el paso del tiempo no ha podido con (casi) todas las mecánicas. El diseño de niveles sigue siendo la parte más destacada de estos juegos siendo una de las cosas que menos modificación ha sufrido dentro de este remake. No puedo decir lo mismo de la cámara y el combate, sin duda la parte que más se ha resentido. Vamos a ser sinceros, el MediEvil de hace 21 años ya arrastraba problemas con estos dos apartados: la cámara se volvía un incordio en muchas situaciones y el combate, sin llegar a ser aburrido, se limitaba a apretar botones y cambiar el arma para adecuarnos a la situación.

Por mucha mano que hayan querido meter, respetar el original y solucionar de alguna manera esto, es incompatible. Aún así hay recursos como suavizar la cámara o añadir más animaciones en los movimientos de combate que intentan aplacar esta sensación y adecuar el juego a PlayStation 4.

Donde no se le puede reprochar nada en absoluto a Other Ocean es tanto en el apartado gráfico como en el sonoro. El punto fuerte de MediEvil (y por el que yo lo recuerdo) es sin duda alguna la ambientación y como crean su propio universo apoyado en parte por la influencia de Halloween y todo ello desprende. En este punto se ve que han puesto todo de su parte para que sintamos esa «vuelta a Gallowmere» como si no hubiesen pasado 21 años. Y lo consiguen. Quitando momentos puntuales donde el juego tiene demasiada carga de elementos y hay alguna caída de frames, el juego se disfruta de principio a fin. Eso sí, a 30 fps.


Pero… ¿PERO ESTO QUE ES?

Me he guardado un apartado especial para hablar de este tema. ¿MediEvil es un remake o es un remaster?. Cada uno tiene su opinión y sus parámetros para definir que es cada cosa y en el caso de MediEvil pasa algo muy peculiar. Para mi no es ni un remake, ni un remaster: es un MediEvil 1.5, me explico.

Para mí un remaster es una forma de actualizar el juego, rehaciendo texturas o metiéndolas un HD, y adaptándolo a una nueva plataforma. Por el contrario creo que un remake es rehacer un videojuego con la misma visión con la que se haría ese videojuego en el presente. El caso de Resident Evil 2 entraría dentro de mi parámetro de remake: se ha vuelto a hacer el juego desde cero implementando unas mecánicas actuales.

MediEvil está hecho desde cero, se han vuelto a recrear todos y cada unos de los modelos e incluso se han añadido enemigos nuevos que no estaban en el original. Aunque esto ha ocurrido el juego sigue siendo el mismo, no han modificado ninguno de sus elementos para adaptarlo a las mecánicas contemporáneas. Un rediseño del combate con apuntado de objetivos a la hora de atacar o incluso un esquivar de serie y no por habilidad, hubiese volcado la balanza hacía el remake.

Pero vuelvo a repetir que esto es solo una opinión personal.


MediEvil

Other Ocean se ha embarcado en la reedición de este clásico con más miedo que vergüenza, a fin de cuentas no todos los días llama a tu puerta Sony y te ofrece volver a rehacer uno de sus clásicos.

El problema ha sido mezclar ese miedo con esa vergüenza dando lugar a un MediEvil que brilla por todo lo relacionado con la ambientación y su historia basandose en el original (a fin de cuentas tenían buen material) pero que le falta dar un paso adelante y no quedarse simplemente en una actualización.

Aún así no puedo imaginar una mejor vuelta para el esqueleto de Sony ya que cada rincón del extenso mapa nos devuelve hasta 1998 y nos muestra un Gallowmere que, por aquel entonces, jamás hubiese imaginado. Esperamos que esto sea un punto de inflexión para que Sony vuelva a avivar la llama de esta saga y podamos ver a Sir Daniel, ahora sí, mejorado y con mecánicas nuevas.

Newsletter Signup

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Death Stranding y el aburrimiento

Artículos

Blood & Truth, venganza en realidad virtual | Análisis

Análisis

Videojuegos de Sword Art Online: El eterno dilema

Artículos

The Mystery of Scum Island o como condensar Monkey Island en una escape room

Artículos

Newsletter Signup

Copyright © 2018 Jawn Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Connect
Newsletter Signup