Now Reading
Final Fantasy VII: Remake – Impresiones desde la GamesCom 2019

Final Fantasy VII es un juego muy querido y apreciado dentro de una saga que va ya por su décimo quinta entrega (sin contar todos los spin-off). El enfrentamiento entre Cloud y Sephirot tiene un algo que hace que 22 años después aún se recuerde y catalogue como no de los mejores juegos dentro de la saga. Es por ello que aquel E3 de 2015 marcó un hito al desvelar que Square Enix estaba dispuesto a crear un remake de este gran título… y así llegamos hasta 2019.

Square Enix ha querido guardar con mucho recelo todo lo relacionado con esta entrega y, aún a día de hoy, estando la demo en grandes eventos como el E3, GamesCom o próximamente Madrid Games Week, quieren reservarse información. En nuestro caso acudimos hasta el stand de Koch Media para que nos explicaran y nos enseñarán a fondo lo que han querido construir con este nuevo remake donde todo cambia para seguir siendo el mismo título.

Lo primero que nos dejaron claro es que, la palabra remake en este título se lleva hasta las últimas consecuencias. Aunque hace unos días conocíamos que añadirían un modo de combate por turnos la misión principal de este remake es darle un modo de juego diferente para actualizar y renovar la saga. Este modo de juego se asemeja más a las últimas entregas del estudio (el llamado Action RPG) donde la libertad de movimiento y el combate (similar a un hack and slash) es una seña de identidad.

Para que esta unión fuese efectiva nos comentaron una anécdota y es que, el estudio encargado de este remake, está formado con gente que desarrolló el juego original, gente que lo jugó en su día y gente que nunca ha tenido ningún contacto con la saga, lo que hace que todos puedan aportar su visión al propio remake.

También nos contaron que querían trasmitirnos la grandeza de un sitio tan mítico e icónico como Midgar y darle un pequeño lavado de cara con una estética más steampunk aún que el original. Algo que sin duda agradeceran los fans de la saga. Cloud y compañía también han tenido un pequeño lavado de cara pero no solo a nivel estético: las voces han sido grabadas por completo y las expresiones faciales de todos los personajes han sido generadas mediante motion capture.

Sin duda alguna lo que más cambia en este remake es el combate, dejando a un lado el RPG por turnos para meternos de lleno en el ARPG. Tengo que decir que siempre fui un poco reacio a este cambio pero, al verlo en movimiento, tuve que cambiar mi opinión al respecto. El juego toma una dimensión totalmente diferente donde no solo vale pensar que enemigo tiene que debilidad y explotarla si no que nuestra habilidad a la hora de encadenar y ejecutar los ataques serán también cruciales. Incluso hay hueco para poder defendernos…

A los temerosos por la eliminación de elementos característicos de la saga puede aliviarles saber que la barra de límite y ATB seguirán estando presentes dentro del juego y funcionarán de manera similar. Las magias también estarán vía atajos con el L1 donde podremos elegir rápidamente y sin parar el combate, que magia lanzar. Esto acerca los dos modos de combate y los une creando una experiencia parecida al juego de 1997. Por otra parte también se ha añadido una opción de pausa en combate, al estilo Dragon Age o Mass Effect, donde podremos replantearnos nuestra estrategia sin tener que estar pendientes de nada.

Nuestra demo terminó justo en el momento más interesante, la pelea contra el primer boss, donde nos invitaban a probarla en los stands de PlayStation dentro de la misma GamesCom donde, como era de esperar, había más de 3 horas y media de espera. Aún así como ya han anunciado se podrá probar en más ferias siendo Madrid Games Week la más cercana.

Como último dato quiere destacar el trabajo de Square Enix por traernos un Final Fantasy VII renovado pero lo más fiel al original. Si que es verdad que hay varias decisiones que no comparto con la empresa, como es el caso de partir el juego en varias entregas para pasar por caja varias veces, pero si algo no le puedo quitar mérito es el esfuerzo en que este remake no defraude a nadie; y no van por mal camino. Al César, lo que es del César.

© 2016 - 2019 Isla de Monos. Todos los derechos reservados
Scroll To Top