Isla De Monos
I’m a gamer, always have been.

Os contamos nuestro paso por Madrid Games Week 2018

España es un país donde los videojuegos están tomando poco a poco mayor protagonismo pasando de ser algo restringido del «rarito de turno» a ser una parte más del ocio de millones de personas. Esto se nota evento tras evento donde la afluencia de visitantes, expositores y contenidos es superior con respecto a pasados años.

Decir entonces que Madrid Games Week 2018 ha sido un éxito rotundo no es para nada descabellado, es más, es el comentario generalizado. Cuatro días llenando 2 pabellones enteros donde nadie se ha querido perderse la mayor cita de videojuegos de Madrid y donde hemos podido encontrar de todo: grandes títulos y compañías, juegos indies españoles, realidad virtual, e-sports, competiciones y sobre todo: muchos videojuegos.

Madrid Games Week 2018 ha sido la cita que nadie quería perderse. Las tres grandes como son Sony, Microsoft y Nintendo han desplegado todo el arsenal que tienen de aquí hasta finales de año (y un poco más) trayendo algunos títulos que aún no se han lanzado. Microsoft ha querido poner énfasis en su Xbox One X mostrando el potencial que tiene con juegos como Kingdom Hearts 3, Metro Redux, Forza Horizon 4 o, en exclusiva para este evento, Sekiro: Shadows Die Twice del que ya os hablamos en la Gamescom. También consiguieron traer en exclusiva el remaster de Asterix y Obelix XXL2 que sin duda hará las delicias de los fans que la lo jugaron en su momento.

Nintendo como siempre se ha desmarcado de sus competidores centrándose en sus grandes potenciales como son Pokemon: Let’s Go y Super Smash Bros: Ultimate. Estos dos juegos han copado casi toda la atención del público aunque también podíamos probar el nuevo Super Mario Party, Gear Club 2 un simulador de conducción que mezcla de manera equilibrada la simulación y el arcade, títulos indies como Toki u Overcooked 2 o nuevos lanzamientos como The Worlds Ends With You.

Por su parte Sony ha querido poner todo de su parte para que los asistentes disfrutasen al máximo de sus lanzamientos con una gran zona donde ha traído parte de la artillería pesada. Kingdom Hearts 3 sin duda era lo más destacado junto a Resident Evil 2 pero también ha tenido una zona para la realidad virtual donde títulos como Astro Bot, Beat Saber o Firewall: Zero Hour acumulaban largas colas.

También hemos podido disfrutar del talento español con PlayStation Talents. Más de 20 proyectos semifinalistas se han reunido en este evento para poder mostrar a los visitantes de lo que son capaces con propuestas de todo tipo: desde juegos de terror, pasando por juegos en realidad virtual, hasta plataformas centrados en la narrativa. Tranquilos, si queréis saber más haremos un reportaje sólo para estos proyectos ya que hemos podido probar y hablar con gran parte de ellos.

Bandai Namco estuvo presente con su gran Jump Force que se ve y se siente tremendamente increíble. Las transiciones, los combos, los mega ataques y todos los personas son, simplemente, alucinantes pudiendo sentir y vivir las batallas de anime como si de una serie se tratase. También hubo hueco para Soul Calibur 6 y, no os voy a negar, lo primero que hice fue probar a Geralt de Rivia. Un personaje que podría no encajar con la esencia del juego parece creado específicamente para esta entrega como uno más. El sistema de combate se adapta a él aunque no me gustó nada la mecánica del pseudo piedra, papel, tijera que han introducido para resolver ciertos ataques.

También hubo un pequeño lugar para los Esports gracias a la ESL con su final de Rainbow Six 6, a Sony con su PS League y a la LVP con sus zonas de MediaMarkt Challenge y Orange Cup. Y aquí es donde está uno de los fallos de este evento. Las zonas de la LVP, tiendas y la Zona Retro estaban totalmente separadas del pabellón principal. Había que subir dos pisos y mucha gente se confundió o no encontraba la forma de subir (sobre todo la gente que no ha visitado Ifema).

Por último destacar tres cosas que me parecen importantes: primero, la gran labor de nuestros compañeros de Jugón Virtual que nos trajo una muestra de proyectos de realidad virtual españoles que están emergiendo poco a poco. Proyectos como Dualin Racing & Simulation o Prisma con sus experiencias en las que podemos movernos, han demostrado estar a la altura e innovar dentro un sector que está todavía en pleno nacimiento (tranquilos también haremos artículo de esto). En segundo lugar, a la cantidad de juegos indies que han pasado por la feria y que han podido aportar su granito de arena como Apartment 327, Andrana Project o Debris Infinity.

Y por último la zona retro donde pudimos jugar con máquinas originales de todo tipo de juegos. Algún borrico se creyó Rambo y había alguna pistola destrozada (una pena por todo lo que conlleva) pero por lo demás una gran apuesta por lo retro que no dejaba a nadie indiferente. A los organizadores: un 10.

En definitiva Madrid Games Week marca el rumbo a seguir de lo que deberían ser los eventos de videojuegos en España. Si bien es cierto que las colas para probar cualquier juego eran de más de 2 horas en muchos puestos tanto el viernes, como el sábado como el domingo, por no haber suficientes puestos son fallos que tienen que ir puliendo si quieren ser la feria de referencia en nuestro país. Por ser un poco puntilloso también me gustaría una zona más amplía de videojuegos indies españoles de los que tenemos a patadas. Madrid Games Week, nos vemos el año que viene.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

X