Now Reading
Que es una escape room y por que deberías hacer una si te gustan los videojuegos

Todavía me acuerdo cuando mi novia llegó a casa y me dijo: «he cogido unos cupones por Internet para hacer un escape room. Te va a encantar». Por aquel entonces no entendía que era de lo que me estaba hablando… y menos aún me imaginaba que 2 años después sería nuestro pasatiempo de los fines de semana. Lo más gracioso es que no empezamos de la mejor manera: encerrados en una habitación, con otros 5 desconocidos, todos novatos sin saber que demonios estábamos haciendo allí; total que fue un fiasco… las cosas que tienen las páginas de cupones. Ahora, después de más de 35 salas, miro para atrás y no comprendo como pudo gustarme y engancharme aquella experiencia. En fin, historias para no dormir.

Si estoy escribiendo este artículo es precisamente porque quiero que conozcáis uno de los mejores pasatiempos que he tenido en años y, desde mi pequeña experiencia (considero que 35 salas es sólo el principio), animaros a probarlo.

Una Escape Room o sala de escape es, como su nombre indica, una habitación de la que tendréis que escapar en un determinado tiempo. Dentro os encontraréis todo tipo de acertijos y puzles para ir abriendo candados, puertas o mecanismos que os ayuden a progresar. Normalmente tendréis que escapar de la sala pero hay algunas en las que, además de escapar, habrá un objetivo concreto: desde encontrar la cura de un virus hasta rescatar los discos duros de un despacho.

Para guiarnos tendremos una persona, el Game Master, que nos explicará nuestra misión, nos dará las pautas de la sala y, mientras jugamos, nos estará vigilando para ayudarnos en caso de que nos atasquemos. Respecto a los acertijos y puzles deciros que todo lo que nos encontraremos podremos resolver utilizando únicamente la lógica. No hace falta tener un conocimiento especial de una materia para resolverlos y no, la fuerza tampoco es necesaria.

También añadir que cada sala de escape tiene una ambientación diferente y es por ello que podéis ir a las que más os llame la atención. Podéis jugar al peligroso juego de Jumanji (Laberinto, Santander), viajar al País de las Maravillas para ayudar a Alicia (LostRoom, Madrid o El Sótano, Bilbao) o ayudar a Holmes en sus investigaciones (Yaebi o Clue Hunter, en Madrid). Estos son algunos ejemplos que se me vienen a la mente pero hay una lista muy larga de temáticas.

Ahora que ya os he definido un poco lo que es una escape room… ¿por qué las recomiendo a todo el mundo que le gusten los videojuegos?. Bien, para mí las salas de escape son una evolución natural de las antiguas aventuras gráficas que tanto disfrutamos como bien puede ser Monkey Island o Grim Fandango. Al igual que en estos videojuegos tendremos que resolver un problema, usando solo nuestro ingenio y los recursos que tenemos a nuestro alcance para completar nuestro propósito. Muchas de las mecánicas o conceptos que hay en una sala de escape a menudo son las mismas que se utilizaban en este tipo de juegos pero cambiando el teclado y el ratón por la interacción real con los objetos. Por lo que, si estáis habituados a jugar a videojuegos, os encontraréis con que, al entrar en cualquiera de estas salas, entraréis de lleno en un auténtico videojuego.

Aunque al principio os de algo de respeto seguro que encontráis una temática que os atraiga y descubriréis que, sin duda alguna, es una actividad muy divertida que premia el trabajo en equipo y la rapidez con la que consigáis resolver los enigmas. Y, aunque en alguna ocasión no logréis salir, no pasa nada, de todo se aprende. Por experiencia me he divertido tanto o más en alguna sala que no he salido como en las que si: lo que cuenta es lo divertida que sea la sala y la experiencia que te lleves.

Para terminar el artículo me gustaría daros algunos consejos para iniciaros en este pasatiempo y que vuestra primera experiencia sea lo mejor posible. Son cosas que nos han ido ocurriendo y que poco a poco vas añadiendo a tu forma de jugar las escape room y que os pueden ser de ayuda:

  • Escoge bien la temática: sentirse a gusto con el juego es algo imprescindible. Es por ello que recomiendo que escojáis lo que más os llame la atención. En mi caso me encanta la temática zombie por lo que las tratan sobre virus son ideales para mi.
  • Como mucho 5 personas: aunque las escape rooms os permitan meter hasta 7 u 8 personas no recomiendo más de 5 (siendo lo ideal 4). Esto no es por llevar la contraria a las salas si no porque dentro, con todo el nerviosismo y las prisas por salir, 8 manos enredan menos que 16 y 4 mentes se ponen antes de acuerdo que 8.
  • Jugad con personas afines: Id dos, tres, cuatro personas o las que queráis pero si vais a estar encerrados durante 60 minutos mejor con personas que os entendáis y os llevéis bien. A la hora resolver algunos acertijos entenderse con el equipo es crucial. Es por ello que eso de «el amigo de un amigo que viene por hacer bulto sin saber ni que es esto» no suele funcionar.
  • Las escape room no dan miedo: una de las cosas que tengo que aclarar siempre a la gente es que una sala de escape no da miedo… a menos que sea de miedo. Normalmente juegan con el suspense de estar encerrado, de enfrentarte a lo desconocido y juegan con las luces para acrecentar ese sentimiento pero es una parte más del juego.
  • Que no os asuste la dificultad: Las salas de escape están pensadas y diseñadas para darte, al menos, la oportunidad de poder escapar. Depende de tu equipo y de vuestro ingenio el salir o no. Es por ello que veréis que casi todas cuentan con un nivel medio en dificultad. Aún así siempre podéis consultar en las respectivas web de las salas y, directamente, llamando por teléfono.

Espero que os haya ayudado a ver con otros ojos este pasatiempo que está ahora mismo en su punto más álgido y que goza de una buena salud. En España, en el momento de escribir este artículo, hay listadas más de 1400 salas siendo Barcelona y Madrid las que más engloban.

View Comments (0)

Deja un comentario

© 2016 - 2019 Isla de Monos. Todos los derechos reservados