Take a fresh look at your lifestyle.

Varios analistas dudan de las expectativas de Nintendo para 2018

0

Si tenemos que destacar algo del 2017 sin duda alguna es Nintendo Switch. La compañía nipona consiguió dar un golpe sobre la mesa con su fórmula sobremesa/híbrida que la elevó hasta lo más alto. Con 18 millones de consolas vendidas hasta abril todo corroboraba el éxito de la consola híbrida pero… 2018 le está costando a Nintendo. Tras un E3 2018 bastante flojo donde todos los fans esperaban novedades y un horizonte sin juegos de peso la confianza en la consola esta cayendo. ¿Que le ha podido pasar a Nintendo?

Nintendo Switch llegó por todo lo alto. En su anuncio la empresa enseñaba una nueva forma de jugar que nunca antes se había explorado. Muchos se habían intentado acercar pero Nintendo encontró la fórmula exacta. Grandes juegos marca de la casa, sobremesa/portátil y la promesa de traer todos los meses al menos un triple A que hiciese que, poco a poco, la consola tuviese un gran catálogo. Sin duda tener de salida un GOTY como The Legend of Zelda: The Breath of the Wild hace que la consola se venda sola y si, meses después, tienes otra gran joya como es Super Mario: Odyssey el éxito está asegurado. El problema es que Nintendo Switch nació con un peso heredado que no le pertenecía: la confianza de terceras compañías.

Nintendo ha hecho todo lo posible para que las desarrolladoras no vean en Switch una Wii U 2.0 pero han sido pocas las que se han atrevido. Actualmente sólo algunas grandes como son EA, Ubisoft o Bethesda han intentado llevar sus juegos como FIFA 18, Skyrim o DOOM. El problema (y esto lo dicen las propias desarrolladoras) es que hay que hacer un juego casi nuevo para que funcione en Nintendo Switch lo que hace que haya que desarrollar dos veces. Es por ello que, si se plantean un proyecto, lo hacen dedicado a esta consola: Mario & Rabbids en el caso de Ubisoft u Octopath Traveller en el caso de Square Enix.

Esto ha provocado que en 2018 veamos como esa promesa de «todos los meses habrá juegos triple A» se haya ido incumpliendo desembocando en un E3 2018 que ha sido un verdadero chasco para los fans de la consola que, esperando nuevos títulos, se encontraron con 25 minutos de Super Smash Bros. También hay una parte positiva en todo esto y es que, las desarrolladoras indie, si que se han volcado con la consola, por su faceta portátil y su facilidad para introducir sus obras. Pero creo que el mercado no esperaba que Switch viviese de indies que ya han jugado en otras plataformas, el mercado quería más Nintendo.

Esta situación ha llegado a tal puntos que Nintendo está cayendo poco a poco en bolsa (comparado con otros registros) y que su previsión de distribuir 20 millones de consolas en este 2018 se está viendo truncado llevando distribuidas (en lo que va de año fiscal) unos 5 millones de consolas. Habrá que esperar para ver como reacciona el público con Super Smash Bros, Mario Party, Pokémon y los lanzamientos que anuncien para el primer trimestre de 2019 pero, sin duda, Nintendo está pasando por un momento complicado teniendo en sus manos un producto tan genial como es Nintendo Switch.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

X