Take a fresh look at your lifestyle.

Análisis | Astro Bot: Rescue Mission

De la mano del equipo de Japan Studio nos llega esta joya en realidad virtual. Preparen sus gafas porque viene el robot Astro a demostrarnos que la realidad virtual pega con fuerza.

Trailer lanzamiento Astro Bot

The Playroom VR

Todo comenzó cuando Sony contrató a los mismos que ayudaron en el desarrollo de Bloodborne para lanzar un juego en donde hubiera varias demostraciones que pudieran explotar el potencial de la PSVR. Japan Studios desarrolló una serie de minijuegos para enseñar la realidad virtual al mundo. De esta forma, nació una experiencia llamada PlayRoom VR que podemos descargarnos gratis actualmente entre los productos que nos ofrece la PlayStation Store. En una de las demostraciones, podíamos jugar con un robot muy gracioso (y un compañero si lo deseamos) que iba rescatando colegas en un nivel de realidad virtual. Nosotros, como otro jugador, podíamos interactuar desde nuestras gafas rompiendo elementos del escenario, buscando monedas ocultas y/o secretos además de controlar al pequeño y gracioso Robot en un entorno 3D muy detallado.

A través de un nivel bastante extenso, acompañábamos a nuestro amigo hasta llegar a finalizarlo lanzándonos en un tobogán, todo desde nuestro salón. Esta demostración ya nos había dejado con buen sabor de boca en su momento, por lo que cuando supimos que iban a sacar un juego dedicado exclusivamente a Astro Bot y desarrollado por el equipo de Japan Studio lo esperamos con insistencia. Siempre cabía la posibilidad de que el juego no fuera lo suficientemente bueno como para ser considerado aceptable por la comunidad de jugadores de realidad virtual. Todo lo contrario, Astro Bot es un juegazo con mayúsuclas.

Rescue Mission

Astro Bot Rescue Mission es un juego de realidad virtual lanzado por Sony en Octubre del 2018. Su argumento es muy sencillo: la nave espacial en la que te encuentras es atacada por un ente extraño que rompe sus partes y las desperdiga por el espacio. Tú y el pequeño robot Astro tenéis la misión de encontrar a toda la tripulación de esta nave junto a  las partes que se han perdido. Para ello, tendrás que buscar en cinco mundos a su vez dividido en cinco niveles. En esos mundos nos encontraremos todo tipo de criaturas, escenarios llenos de detalles, recompensas y jefes finales. Como se puede leer, el argumento de este juego es sencillo, pero innecesario, pues lo que queremos es entrar directamente a la acción y comenzar a disfrutar del diseño de niveles.

Nos encontramos en un mundo 3D que se descubre a través de tus gafas virtuales.

Y es que el diseño de niveles de Astro Bot es brillante, me recuerda a otros juegos de otras casas, en donde vas recorriendo el escenario y te das cuenta de detalles que no habías visto antes. Pues la realidad virtual da juego a pensar de otra forma. Imagínate que para poder avanzar en ciertos momentos, tienes que moverte literalmente en tu salón para poder ver dónde está el protagonista, o si quieres encontrar algunos secretos, tendrás que mirar hacia todos lados y/o moverte para poder visualizarlo correctamente, ya que estamos en un mundo 3D que se descubre a través de tus gafas virtuales. Si no te mueves para observarlo, te perderás muchos detalles.

Astro Bot y tú

En esta aventura virtual nos encontramos a dos protagonistas: el pequeño robot que podemos manejar en todo momento desde nuestro mando de PlayStation y a ti. Tú serás parte importante de esta aventura, pero no manejando al pequeño Robot sino interactuando tú mismo, ya que podrás moverte por el escenario con tus gafas virtuales, rompiendo el escenario, buscando secretos que desde esa perspectiva visual no se perciben correctamente, atacando a enemigos a cabezazos y otras acciones que no vamos a desvelar.

Aparte de los mundos, podemos encontrarnos con nuestra nave espacial (accesible desde el inicio de la aventura) en la que podremos desbloquear coleccionables y observar los distintos entornos que nos dispone el juego. Además, tendremos a todos los robots que hayan sido rescatados hasta el momento.

Desde el propio mando se te irán añadiendo gadgets que podrás usar en los escenarios, como una cuerda que lanzarás desde el mando y una estrella Shuriken, entre otras. Todos estos elementos tendrás que usarlos en variadas situaciones durante los distintos niveles del juego, y, en ocasiones, combinar los movimientos de tu mando con los movimientos del robot para poder realizar saltos, cruzar acantilados en la cuerda y muchos más. La jugabilidad de este título es bastante agradecida y recuerda a otros juegos como el Super Mario Galaxy en donde surcamos los mundos con saltos complicados y resolvemos las situaciones que se nos van planteando en el transcurso del nivel, cada cual más interesante y entretenida. Pero es el concepto de realidad virtual lo que lo hace diferente, ya que las mecánicas para resolver los acertijos no son las habituales en este tipo de plataformas. Cuando te asomas a mirar en el acantilado y descubres que el robot puede saltar hacia una plataforma que no habías visto hasta ese momento. Son instantes que te dejan con la boca abierta y te invitan a seguir descubriendo.

En la variedad está el gusto

Los cinco mundos de los que se compone este título están llenos de vida y de variedad. No faltará los niveles en los que tengas que ir debajo del agua o surcar los cielos saltando entre acantilados imposibles. Y es que, en cada mundo, los escenarios difieren bastante entre sí, presentándose un nivel a través de unas montañas imposibles y, al siguiente, estaremos en un volcán agresivo lleno de enemigos, como investigando una cueva en lo más profundo de la tierra. En el último nivel de cada mundo tendremos un encontronazo con el jefe de final de fase, que nos superará en tamaño y nos dificultará el acceso al siguiente mundo. Derrotar al jefe será también bastante entretenido ya que siempre hay una mecánica para realizarlo con éxito. Esta parte también me recuerda bastante a los jefes del Super Mario Galaxy aunque reconozco que están más elaborados y la mayoría se derrotan con una combinación del gadget de ese escenario y el movimiento del robot. Los jefes son bastante impresionantes por su tamaño y su apariencia.

Durante el desarrollo de la aventura nos encontraremos con muchos enemigos que nos harán la vida un poco más difícil. La forma de derrotarlos variará en función del escenario, movimiento y situación. Podremos acabar con ellos pegándoles directamente con el robot, saltando por encima de ellos mientras soltamos rayos desde nuestros pies o siguiendo una mecánica concreta. A veces, nos enfrentaremos a enemigos que nos atacarán a nosotros directamente en lugar de atacar al robot. En este caso, habrá que responderles con un movimiento de cabeza para devolverles los golpes o, incluso, ignorarlos. Este tipo de mecánicas son bastante entretenidas, sin embargo, en ocasiones parece que simplemente las han añadido brevemente y no las han sabido aprovechar para otros momentos. Pues ese es el mayor fallo que le encuentro al juego, que añade muchas cosas de forma breve. Intenta ser variado y lo consigue, pero podría haber ahondado más en ciertas mecánicas o aprovechar otras para alargar la vida del título. Y es que, en unas diez horas aproximadamente se puede acabar con el contenido que nos dispone Japan Studio.

Dificultad, gráficos, sonido, contenido…

Astro Bot Rescue Mission cumple con todos estos conceptos de forma notable llegando a ser sobresaliente en algunos de ellos.

La dificultad del título está bastante bien medida, llegando a dispararse en los retos que incluye el juego, que se podrán ir desbloqueando durante el transcurso de los niveles si encuentras al personaje adecuado. En los niveles de los mundos, nos podremos encontrar con situaciones más complicadas de lo normal, e, incluso, con algún nivel de dificultad más elevada que otro (¿¿nivel uno del mundo cuatro??).

En cuanto al nivel gráfico, es el título con mayor detalle que me he encontrado en la realidad virtual aún teniendo en cuenta que la resolución máxima que se puede encontrar ahora mismo en las PSVR es de 1080p. El juego es preciosista y agradable a la vista. No marea, a pesar de que algunos movimientos son algo bruscos, pero comedidos.

Tanto la banda sonora como el sonido en general es bastante acertado, variado y gracioso. Los sonidos que desprende el mismo robot en ocasiones nos saca una sonrisa, así como sus colegas y algunos enemigos al reaccionar a nuestras acciones.  Se nota que se han cuidado estos detalles para hacer el título más agradable y accesible al público. La banda sonora cumple su cometido de sumergirnos en los mundos y en los ambientes creados para cada uno de ellos.

El contenido es variado, pero es uno de los puntos flacos de este juego. Como se ha dicho antes, personalmente me he quedado con una sensación de que podrían haber aprovechado más este título y hacerlo todavía más largo añadiendo mundos más específicos, más mundos, o simplemente más contenido. Cinco mundos para un título con estos niveles de calidad son suficientes pero creo que se debería haber aprovechado más.  Aún así es uno de los pocos juegos de realidad virtual que ofrece más contenido de lo normal, y eso se agradece teniendo en cuenta la calidad del título.

Lo que necesita la PSVR

Astro Bot es justo lo que necesita la realidad virtual de Playstation: un juego desarrollado con cariño y con cotas de calidad elevadas que podamos disfrutar todos aquellos que estamos descubriendo la realidad virtual. En un catálogo extenso como el que nos encontramos actualmente, este título aprovecha la realidad virtual de otra forma y nos enseña que todavía nos queda un camino largo por investigar y disfrutar. Ya estamos esperando que Sony se anime a sacar una segunda parte en las que nos vuelva a asombrar con este pequeño Robot y sus colegas, pero mientras tanto, seguiremos intentando rescatar a todos los compañeros de Astro Bot en la misión de rescate.

90%
  • General
  • Gráficos
  • Sonido
  • Jugabilidad

Leave A Reply

Your email address will not be published.

X