Take a fresh look at your lifestyle.

Análisis | Spider-Man

En una época donde las cajas de botín, energía para poder jugar y recompensas por pasar por caja es el día a día de cualquier lanzamiento que quiere exprimir al jugador, se agradece ver juegos que dejan que sea el usuario el que exprima el juego… y no al revés. En esta gran rueda de lanzamientos, Sony, ha querido crear un ecosistema donde apostar por las experiencias de un jugador trayendo títulos de calidad que conecten con directamente con el jugador. PlayStation 4 se está llevando buena tajada de este movimiento y es que, si echamos la vista atrás, podemos ver un patrón y un camino a seguir con títulos como God of War, Detroit: Become Human u Horizon: Zero Dawn, todos de ellos con una buena calidad (tanto en la jugabilidad como en los gráficos) apostando por la experiencia en solitario. Con Marvel’s Spider-Man, el juego que nos atañe, han conseguido coger toda la esencia del superhéroe concentrarla en un videojuego y llevar al límite a la consola de Sony.

Este título no intenta inventar la rueda, no va a descubrir un género ni va a reinventar los estándares que ya conocen los usuarios, pero sabe hacer propio todos los géneros que toca cambiando o reemplazando elementos para adaptarlos a la rápidez y particularidades del hombre arácnido. Desde el movimiento de Spider-Man hasta los cientos de guiños que nos encontraremos durante toda la partida, veremos un mimo y un cariño que nos aseguran meternos de lleno en el fantástico universo del superhéroe de Marvel. Un juego que tiene tanto que contar que sólo un superhéroe de la talla de Spider-Man sería capaz de escribirlo. Vamos a intentarlo.


El hombre araña

Crear un videojuego de algo tan popular, como puede ser un superhéroe, es una tarea que no todas las desarrolladoras podrían llevar a cabo. En su momento, Rocksteady, dio un golpe sobre la mesa trayendo una de las mejores trilogías basadas en un superhéroe como lo es Batman: Arkham demostrando que, a parte de una buena jugabilidad, hay que cuidar los detalles de un universo que tiene ya un recorrido y que los fans conocen. Insomniac Games ha entendido perfectamente que la fórmula está ahí, en crear algo que los fans reconozcan como propio, con todo lo que conlleva: crear el universo lo más fiel posible, introducir a los personajes más populares de la saga en cuestión y, sobretodo, utilizar los que no están presentes a modo de guiños.

No nos engañemos, como escribí al principio, no han inventado la rueda. Los chicos de Insomniac Games han copiado una fórmula que ha funcionado tan bien como lo es Batman: Arkham y lo han adaptado al universo de Marvel, con todo lo que en su día Stan Lee (que en paz descanse) ideó para Spider-Man. Eso sí, como en toda obra basada en (inserte aquí su personaje de moda para un videojuego), se han tomado ciertas licencias para crear el universo perfecto cogiendo un poco de aquí y un poco de allí. Aunque luego hablaremos sobre la historia, Insomniac, ha querido mostrarnos un Spider-Man que ya domina sus poderes, donde la ciudad ya le conoce y está algo curtido al haberse enfrentado a varios villanos. Esto nos ahorra todo lo que ya sabemos sobre su pasado y sobretodo nos ahorra la transición del Peter Parker inexperto a superhéroe dejándonos jugar directamente con Spider-Man.


La historia de siempre como nunca la contaron

 

Insomniac Games ha querido mostrarnos la parte molona del superhéroe donde nos encontraremos un Spider-Man más parecido a la serie de los 90 donde, con sus bromas y su fachada chulesca, intenta ocultar los problemas emocionales e interiores por los que pasa; eso sí no se han olvidado del Peter Parker creado para el Universo Cinematográfico de Marvel. Nos muestran una mezcla de Peter Parker caótico, olvidadizo y que suele desatender sus deberes en contraposición de un Spider-Man seguro de si mismo. El problema vendrá cuando la parte de Peter se mete en la parte de superhéroe llevando a Spider-Man a tomar algunas decisiones que repercutirá en sus dos vidas. Durante la historia veremos como, poco a poco, la personalidad de nuestro protagonista irá cambiando y avanzando según se vayan desarrollando los hechos.

Este paso adelante que da Insomniac en lo narrativo es de agradecer dando una visión que poco a poco irá encajando con los demás personajes secundarios, los cuales, soportan todo el peso que no puede absorber Peter  en el hilo principal de la historia. Es por ello que personajes como Mary Jane, tia May o el mismísimo Doctor Otto Octavius, irán entrelazándose en la narrativa con facilidad y casi sin que nos demos cuenta.

Pero no todo son buenas noticias para la parte narrativa de esta entrega. Crear una historia con elementos que ya conocemos de antes origina que, nosotros mismos sepamos hacia donde van a evolucionar los diferentes personajes, lo que le resta algo de emoción en momentos en los que debería haber un giro de guión. Sí sabéis minimamente algo del universo de Spider-Man o si habéis visto los películas (en especial la trilogía de Sam Reimi) entenderéis a lo que me refiero. También es verdad que tampoco ayudan todas y cada una de las cosas que se han ido enseñando en los respectivos trailers o en campañas de marketing. Desde el principio ya conocemos la identidad de Mister Negative o a quien nos enfrentaremos en algún punto de la historia y esto tiene más culpa la sobre exposición de los contenidos por parte de Sony que de la narrativa de Insomniac.

También como punto negativo he de destacar que el desenlace tiene un ritmo mucho más rápido y atropellado que el resto de la historia. Durante gran parte del juego (pongamos un 75%) el juego tiene una forma de contarte los hechos y mostrarte a los personajes que difiere mucho de la parte final. Llegados a un punto la historia reventará y, al menos en mi caso, tuve una sensación de prisa, de querer cerrar la trama lo más pronto posible. Si hubiesen podido adelantar esa “explosión” de la que hablo hubiesen aprovechado algo más los elementos con los que contaban.


Puños como verdades

Marvel’s Spider-Man puede parece complejo de jugar pero en todo momento nos llevarán de la mano enseñándonos como llegar a dominar un superhéroe tan ágil y variado como es nuestro querido amigo y vecino. Una transición perfecta entre cinemática y juego real nos enseñará la base de como nos vamos a mover por la ciudad durante todo el resto de la historia. Lanzar las telarañas para movernos entre los edificios nos será complicado durante los primeros momentos pero, una vez entendemos el manejo que consta de tres botones, es una de las mecánicas mejor implementadas en este título. No puedo ni imaginar cuantas personas a la vez han tenido que trabajar para conseguir perfeccionar esta mecánica y que responda de la manera tan fluida e intuitiva que lo hace.

El combate también le queda como un guante al juego y será uno de los motivos por lo que no nos aburriremos durante las 20 horas (más o menos) que nos durará este título. Un sistema de combate que coge como base el creado por Rocksteady para Batman y lo moldea a su antojo para adaptarlo a la agilidad que requiere este superhéroe. Tendremos nuestros ataques básicos y un botón específico para esquivar que tendremos que usar en el momento exacto en el que, el sentido arácnido, nos avise. Destacar que, esquivar o evitar un ataque de cualquier manera, es una de las cosas más importantes en este juego ya que Spider-Man, es bastante vulnerable. También, para ayudarnos en los combates, contaremos con todos los artilugios que Spider-Man vaya desbloqueando: entre los que se incluyen las telarañas para poder acercarnos a nuestros enemigos o enredarlos para inmovilizarlos y todo tipo de tecnología como los SpiderBots.

El despliegue de artilugios será bastante amplio y podremos ir combinándolos incluso en mitad del combate lo que nos dará muchas posibilidades a la hora de afrontar una pelea dando la sensación de que Insomniac nos permite abordar cada pelea como mejor creamos. Y es que deberemos elegir sabiamente que utilizar con cada enemigo ya que, como en casi todos los juegos de este tipo, habrá diferentes tipos de enemigos: desde los más básicos hasta los que portan escudos o lanzamisiles.

Destacar también del combate que, aunque en un principio parece que la IA de los personajes responde bastante bien, con el paso de los minutos nos aprenderemos rápidamente los patrones y los usaremos en su contra una y otra vez. La dificultad es accesible a todo el mundo lo que quiere decir que, de vez en cuando, aparecerán enemigos “tontos”, enemigos que repiten su patrón sin tomar ninguna otra decisión o enemigos que esperan pacientemente su ración de tortas.

El sigilo también estará presente en este juego aunque podría ser lo menos trabajado del sistema del combate. En este aspecto se han limitado a crear un sistema para acercarnos a los enemigos desde las cornisas y decidir, con un aviso previo de si nos pueden detectar, acabar con los enemigos en silencio o mediante un golpe. Otra mecánica que tendremos será la de hacer ruido para que un enemigo se aparte de la visión de los compañeros utilizando telarañas para ellos. También como último recurso podemos usar algún artilugio como la mina de proximidad pero, todo lo demás, nos descubrirá ante nuestros enemigos.


¡Pero tiene un sombrero nuevo!

Spider-Man no viene sólo ya que Insomniac ha introducido una serie de artilugios, trajes y habilidades que nos ayudarán a progresar en el juego. Como si de un RPG se tratase nos permitirán ir subiendo de niveles para poder ir desbloqueando artilugios nuevos, diferentes trajes para  Spider-Man o habilidades.

Los trajes tienen una característica especial y es que, cada uno a parte de cambiar la apariencia de nuestro héroe, tendrá su propia definitiva que podremos usar en combate. Algunas nos darán un extra de daño en combate al activarlo, otras nos permitirán dar vueltas tirando telarañas y enredando todo a su paso y otras nos recargarán los artilugios al instante.

Lo bueno de esto es que, al desbloquear el traje, desbloqueamos también la definitiva permitiéndonos combinar ambos sin estar obligados a llevar el traje. También, en el mismo apartado del traje, podremos elegir entre tres ventajas que nos darán un extra. Estas ventajas también las tendremos que desbloquear con diferentes fichas.

Las habilidades es el apartado en el que menos se la han jugado ya que no han añadido ninguna mejora o cambio respecto a la fórmula base. Tendremos un árbol de habilidades convencional con tres ramas: una orientada al combate, otra orientada a las habilidades y otra orientada a la movilidad. Al final iremos eligiendo las habilidades que creamos más útiles y dejando para el final las que nos obliguen a ir desbloqueando. También podremos ir obteniendo artilugios que nos ayudarán en los combates: desde la típica telaraña, pasando por bombas de telaraña, hasta minas que podremos utilizar para el sigilo. Estás podemos ir mejorándolas en base a unas fichas de las que hablaremos en el siguiente apartado.


No doy para tanto icono en el mapa

Manhattan y Spider-Man son uno. La recreación de la ciudad, así como las distancias para recorrer, tienen que ser lo suficientemente buenas para entrar de lleno en la ambientación. Insomniac cumple con creces este apartado ya que podría ser uno de los máximos exponentes a nivel gráfico de esta generación. Asombra ver como PlayStation 4 mueve tal extensión de ciudad, elementos y enemigos con una fluidez milimétrica. En las treinta horas de juego podría contar con los dedos de una manos los momentos de parones o ralentización. Algo que es meritorio sabiendo los limites con los que trabajan. El detalle de que todos los edificios cuenten con diferentes habitaciones también es un recurso bastante increíble.

Otro de los aspectos por los que destaca Spider-Man es por la sensación de vida de la ciudad: Manhattan está vivo y somos participes de ello. No sólo tendremos que ir del punto A al punto B para completar partes de la historia si no que, en el camino, nos encontraremos multitud de coleccionables, eventos y zonas que nos premiarán por completarlas. Para completar los coleccionables tendremos que buscar mochilas que ha dejado Peter Parker por toda la ciudad o hacer fotos a los lugares más emblemáticos. En mi opinión son de los mejores eventos ya que, cada vez que encontramos una mochila, junto con la ficha correspondiente también nos darán un objeto del universo de Spider-Man. Ya podéis imaginar la cantidad de guiños que se esconden… y aunque no debería os contaré mi favorito: la tarjeta de, según Peter Parker, un abogado ciego que se chocó con él y le dijo que si Spider-Man necesitaba ayuda le llamase. ¿Ya os va sonando?.

También tendremos las zonas, dominadas por una facción, la cual tendremos que limpiar. Estos eventos son los que más trabajo nos dan (y los que menos llaman la atención) aguantando seis oleadas de enemigos. Después de esto quedará la zona liberada y nos darán una recompensa.

Otro de los detalles por los que podemos decir que Manhattan esta vivo es que han sabido aprender de juegos como God of War o cualquier juego de Rockstar: aprovecha las trayectos para contar algo. Por medio de nuestro querido (y odiado) J. Jonah Jameson, que ahora se ha pasado al formato podcast, podremos ir oyendo como se desencadenan los acontecimientos que instantes antes hemos jugado en una misión. También tendremos conversaciones con otros personajes que, nos harán renunciar al viaje rápido, para poder disfrutarlos y empaparnos de ellos.


The Amazing Soundtrack

Otro apartado que hay que destacar, aunque ya he destacado bastantes, es el apartado sonoro del juego. La música nos acompañará en todo momento con un late motiv que recuerda al de Los Vengadores algo que tiene sentido, como ya os hemos contado en el análisis, ya que el juego está plagado de guiños. Eso sí cada vez que usemos las telarañas para movernos por la ciudad sonará la banda sonora y, al solo tener un tema principal, este sonará… una y otra vez. Está bien integrado pero siempre es el mismo y sonará aunque te equivoques de botón y uses un poco el movimiento.

Mención especial también al doblaje en Español donde han usado la misma voz para Peter Parker que la que tiene Spider-Man en Infinity War y eso es un punto a favor. Los demás personajes tienen un buen reparto y esto, en personajes icónicos o que vamos a escuchar mucho, es de agradecer ya que hacen que te metas más en la historia.


Nuestro querido amigo y vecino: Insomniac

Spider-Man no es un juego de diez pero lo acaricia de tal manera que cualquier empresa estaría celosa de tener en su curriculum un juego como este. Es divertido, con toda la ambientación del universo Marvel y Spider-Man y ademas es simple de jugar pero profundo en cuanto a mecánicas y formas de resolver los combates. En general ofrece muchas posibilidades aunque, si ponemos la lupa, veremos que ciertos eventos se repiten en exceso (tanto en mecánica como en enemigos) . Algo que no empaña el resultado final ya que, si nos cansamos de un evento en particular, el juego nos ofrece otros para que vayamos intercalando. Un gran exclusivo que hará las delicias de todo fan de Spider-Man y que podría considerarse como el mejor juego del hombre araña hasta la fecha. Te da lo que estás deseando: coger el mando y convertirte en Spider-Man.

95%
  • Historia
  • Jugabilidad
  • Gráficos
  • Sonido
  • Diversión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

X