Escrito por 16:02 Análisis, Artículos

Mo: Astray, la mezcla perfecta entre ciencia ficción, horror y plataformas

Mo: Astray me atrapó a los pocos minutos, pero lo que más cautiva son los colores oscuros de los escenarios y la música, que van ad hoc con lo que estamos jugando. Al ser en 2D, cada pixel está bien cuidado y detallado.

MO: Astray, una mezcla ideal entre ciencia ficción, horror y plataformas

Un pequeño limo azul se convierte en un personaje entrañable, mientras el jugador supera puzles y descifra una oscura historia

¿Eres de los gamers que buscan un juego que tenga terror, ciencia ficción, plataformas y puzles? ¡No busques más! Mo: Astray tiene todo eso y más.

Este título desarrollado por Archpray Inc. cuenta con una narrativa ideal, con escenarios oscuros y un modo de juego bastante complejo, en el que el usuario deberá ser hábil y contar con buena coordinación para superar los acertijos que se presentan.

En un principio, no te revelan mucho sobre el personaje, ya que aparece en un lugar en el que todo es blanco y negro, sólo sirve para que te vayas familiarizando con los controles y esto da comienza al “nacimiento”. De una cápsula en un laboratorio, en el que todo se ve deteriorado, sale un limo color azul: MO, quien será nuestro personaje principal.

Aunque este limo azul tiene un aspecto adorable y noble, no te debes dejar engañar, ya que cuenta con las habilidades suficientes para salir avante en medio de un ambiente hostil en el que hay muchos peligros.

Usa tu coordinación

El hecho de que haya salido para Nintendo Switch ayuda mucho, especialmente si se juega en su modo portátil, ya que el uso de los dos joysticks es esencial para el desplazamiento y el manejo del personaje. En un principio habrá errores que llevarán al jugador a una inminente muerte, ya sea por la falta de coordinación o simplemente por el tiempo en que se acopla a la dinámica.

El desplazamiento de MO es lento, ya que va dando pequeños brincos para moverse, pero su principal característica consiste en adherirse a las superficies, acción con la que podremos explorar lugares escondidos detrás de paredes y al final de tuberías.

Para ser honesto, Mo: Astray me atrapó a los pocos minutos, pero lo que más cautiva son los colores oscuros de los escenarios y la música, que van ad hoc con lo que estamos jugando. Al ser en 2D, cada pixel está bien cuidado y detallado. Pero en cada nivel se percibía ese dejo de los juegos de plataforma de los 90, en los que consistía únicamente en saltar y avanzar hasta llegar con el jefe. En ese aspecto, se torna un poco lineal, pero funciona, entretiene y cautiva.

Otra de las habilidades que adquiere nuestro personaje es el de controlar a los enemigos. Simplemente hay que apuntar a la cabeza y MO se apoderará de los científicos y criaturas que se encuentran alrededor. Algunos serán necesarios para cumplir con los puzles, pero otros nos regalarán piezas de la historia, recuerdos y hasta pensamientos de remordimiento.

10 horas bien empleadas

Una característica interesante es el aumento de la dificultad, porque resultar imperceptible y que se presenta paulatinamente. Obviamente, es algo que se agradece, porque los puzles son diferentes en cada nivel y siempre se las ingenian para que el jugador se quiebre la cabeza para superarlos.

Con una duración de poco más de 10 horas, MO: Astray te deja con un buen sabor de boca, no sólo por las habilidades que dotan al personaje, también por la historia sombría que envuelve. Los enemigos de cada nivel tienen cuentan con una dificultad moderada, mientras que para acabar con los jefes debes pensar bien cada movimiento.

En definitiva, al concluir cada puzle el jugador se sentirá aliviado y feliz, porque no hay un patrón por descubrir. Y aquella bola azul, MO, se termina convirtiendo en un personaje con el que se desarrolla empatía.

(Visited 26 times, 1 visits today)

Ávido lector, cinéfilo y fanático de The Beatles. Adicto a los videojuegos desde hace 30 años. Seguidor incansable de Resident Evil y en espera de que todos nos convirtamos en zombies.

Cerrar