Escrito por 21:10 Artículos, Los monetes recomiendan • 18 Comments

Pequeños detalles que explican lo grande que es Monkey Island

Si hay un videojuego que marque más a una generación (y a un género) sin duda alguna es Monkey Island. 30 años después de su lanzamiento nos sigue dejando detalles increíbles que he querido recopilar en este texto.

1. El origen de Monkey Island 

¿Os acordáis de esa saga de películas llamada Piratas del Caribe? ¿No os recuerda mucho a cierto videojuego? Seguramente Disney se copió de Lucas Arts… ¿o fue al revés? 

En efecto, la película de Disney se parece bastante a Monkey Island ya que, Ron Gilbert, se inspiró en una atracción de Disney World llamada “Piratas del Caribe”, antes si quiera de que la adaptación cinematográfica existiese. Esta atracción le sirvió a Ron como referencia para crear el universo pirata que acabó llamándose Monkey Island. Unos cuantos años más tarde Disney decidió que era buena idea lanzar una película basada en aquella atracción y, aunque nunca lo vayan a reconocer, miraron un poco de reojo la aventura gráfica de Ron y Tim.  

La atracción “Piratas del Caribe” de Disney World

Para echar más leña al fuego Ron dijo públicamente que, al salir de ver Piratas del Caribe 2: El Cofre del Hombre muerto, sentía la sensación de haber visto su propio juego en pantalla grande. 

Aun así, tanto Ron como Tim, han afirmado en varias ocasiones que su inspiración principal fue un libro de Tim Powers llamado On Stranger Tides (En costas extrañas). En este libro los piratas y la brujería, son dos de los elementos principales de la historia al igual que en Monkey Island. Ni confirmo ni desmiento que Disney leyese esa entrevista, pero en 2011 se lanzaría una nueva entrega de Piratas del Caribe llamada: On Stranger Tides. ¿Casualidad? 

2. El Grog 

Podríamos decir sin duda alguna que el grog es la bebida oficial de los piratas. Aunque históricamente hablando esta bebida ya existía, Monkey Island acabó de enlazar esa unión grog-pirata. Para entender su origen voy a citar directamente a la Wikipedia. 

El origen del “grog” se debe al almirante inglés Edward Vernon, a quien sus subordinados apodaban Old Grog por una capa impermeable que siempre vestía confeccionada con un material llamado “grogram” (un material áspero y rígido, mezcla de lana y seda). En 1740 Vernon emitió una orden por la cual el ron (o “rum”) debía ser rebajado con agua bajo la vigilancia de un oficial. Los marineros gozarían de dos raciones al día. Para mejorar el sabor estos añadieron azúcar y lima dando origen al “grog” que se conoce hoy en día, llamado así en honor al almirante. 

Aunque surgió como una broma más dentro del juego, por sus ingredientes y su carácter corrosivo, el grog ya es parte de la cultura pirata y se ha ido utilizando en películas y videojuegos como World of Warcraft, League of Legends o Hollywood Monsters

Esta bebida compuesta por Queroseno, Glicol Propílico, Endulzantes, Ácido Sulfúrico, Ron, Acetona, Tinte Rojo nº2, Scumm, Grasa para ejes, ácido para baterías y pepperoni llegá a saltar lo virtual llegando hasta un telediario en Argentina los cuales alertaban de la inconsciencia de los jóvenes al tomar “Grog XD”. 


3. Los nombres en Monkey Island 

Guybrush Threepwood 

He tenido que modificar esta sección. El texto original está debajo de estas líneas y en él os hablaba del conocido Guy.brush y de como esto era falso. Mi teoría era que las extensiones de archivos en 1990, no podían llevar más de 3 caracteres. Bien, esta información, aún siendo cierta no se puede aplicar al caso de Monkey Island. Como me apuntaba un usuario en los comentarios, el primer Monkey Island se lanzó en Amiga y, tanto sus gráficos como su programación fueron hechos en este sistema.

Para corroborar la teoría conseguí la misma versión que utilizaron para crear todo lo que tenía que ver con gráficos en Monkey Island (Deluxe Paint) y descubrir si de verdad se podía. Y, en efecto, existía el “.brush”.

De esta manera no puedo confirmar que fuese cierto pero si que es sumamente posible.

Tenía muchas ganas de llegar a esta parte porque quiero desmentir uno de los bulos más grandes que hay en torno a Monkey Island.  

Una versión bastante extendida sobre el origen del nombre de Guybrush dice que lo llamaron así por la extensión del archivo de guardado. Cuando los diseñadores crearon el primer borrador lo llamaron “Guy” (tipo o chico, en inglés) y que el archivo terminó llamándose Guy.brush. Ahora llego yo y rompo el mito: eta versión es imposible. Las extensiones de los archivos, por aquella época, no podían contener más de tres caracteres, por lo tanto, la extensión “brush” no podía existir. 

Una versión más cercana a la realidad fue la que dio Dave Grossman, uno de los diseñadores originales. En esta entrevista Dave asegura que la extensión que otorgaba DPaint era bbm. Como por aquel entonces no tenía nombre comenzaron a llamarle “Guy”; el “brush” se lo añadió Steve Purcell, otro de los diseñadores, más tarde ya que le llamaba “El tipo del boceto”. O en inglés: Guybrush.  

Texto original

LeChuck y su alter ego

Sobre Lechuck hay varias versiones, pero solo una es la correcta. La más extendida dice que fue un amigo íntimo de Ron Gilbert, el cual le pidió que llamase así a algún personaje, y que le gustó para el villano. Sin embargo, Michael Land contó en una entrevista que ese “amigo íntimo” era realmente el gerente general: Steve Arnorld. Durante años Steve le había comentado que le gustaba mucho el nombre “Chuck” y bromeaba con tener un personaje en el juego con ese nombre. Bueno… al parecer Steve consiguió lo que quería. 

Por otro lado, tenemos también al temible sheriff Fester Shinetop. Este no tiene más misterio ya que su apellido traducido sería algo como “azotea brillante”. 

Elaine Marley 

La gobernadora de Isla Mêlee fue de las pocas que no tuvo nombre hasta casi el final del desarrollo del videojuego. Lo que sí que tuvieron claro desde el principio es que, el rostro de la gobernadora (en su versión de 256 colores) estaría basado en Avril Harrison que trabajaba en Lucas Arts por aquel entonces.  

Sin embargo, el nombre surgió de la nada cuando se dieron cuenta de que, la escena de la boda final en la que Lechuck se va a casar con la Gobernadora, se parecía mucho a una escena de la película “El Graduado”. En ella Dustin Hoffman irrumpe en una boda al grito de “¡¡ELAINE!!”. El resto, incluido la línea de dialogo haciendo el guiño a la película, es historia.  

4. Guybrush puede morir 

Tim Schaffer siempre ha sido partidario de no dejar morir al protagonista, algo que era muy común en las aventuras gráficas creadas por Sierra. En algunos títulos como King Quest o Leitsure Larry teníamos que andar con cuidado, ya no por morir, si no por tener que esperar un largo rato hasta que volviese a cargar el juego. 

Sin embargo, y siguiendo la estela de humor que tiene el propio juego, decidieron que, en una parte muy concreta de la historia, Guybrush podría morir… si nosotros queríamos. Cuando Shinetop nos pilla robando el ídolo en la mansión de la gobernadora, decide tirarnos directamente al mar atados al propio ídolo.  

La escena se resuelve tan fácil como coger el ídolo y meterlo en el bolsillo, ya que como todos sabemos el inventario de una aventura gráfica es infinito y no pesa. Sin embargo, recordando las palabras del propio Guybrush, una de sus habilidades es aguantar la respiración durante 10 minutos. ¿Qué pasa si esperamos ese tiempo? Pues que Guybrush morirá.  

Para que nos demos aún más cuenta de que es un gag en el transcurso de estos 10 minutos Guybrush y las opciones del menú irán cambiando de color, los verbos cambiarán a cosas como “flotar, hincharse o descomponerse” e incluso nos darán la opción de “Encargar libro de pistas” a lo que Guybrush responderá “Llama al número 1-800-STARWARS para más detalles”. Desconozco si en la época existía realmente ese número para llamarlo. 

Esta escena tiene su propia parodia dentro de Monkey Island ya que en The Curse of Monkey Island si intentamos coger la bahía 25 veces (otra señal más de que hay que hacerlo aposta) Guybrush se meterá en el agua y verá el cadáver del Guybrush de la primera parte flotando en el muelle. 

Guybrush también podrá morir cuando llegamos a la propia Monkey Island, aunque en esta ocasión es un guiño directo a las aventuras de Sierra. Si cuando llegamos a la cumbre hacemos caminar a Guybrush hacia el precipicio, se resbalará y morirá. Es entonces cuando veremos un cartel igual que el que mostrarían los juegos de Sierra confirmándonos la muerte de Guybrush y tres opciones a elegir. Sea cual sea la opción Guybrush reaparecerá diciendo que rebotó contra el suelo. 

La muerte persigue a Guybrush ya que, y con esto cierro este apartado, en Monkey Island 2 también tiene una escena en la que podemos ver el Game Over. Si cuando Largo La Grande nos captura junto a Wally, simplemente esperamos, la vela romperá la cuerda y moriremos… más o menos. 

5. Se puede completar en menos de un minuto 

Literalmente. Aunque mucha gente ha intentado pasárselo lo más rápido posible (el récord del mundo está en 33:53 minutos) en verdad hay una manera mucho más rápida de pasarse Monkey Island y Monkey Island 2. Si en el primer acto del juego pulsamos CTRL + W iremos directamente a los títulos de créditos como si de verdad nos hubiésemos pasado el juego entero. 

6. Inserte el disquete número 22 

En la época en la que Monkey Island se lanzó, la poca capacidad de los disquetes hacía que los videojuegos llegasen al jugador en muchos disquetes. En algunas ocasiones se podía instalar y sólo era necesario uno, pero, en otras ocasiones, había que ir cambiando entre estos disquetes.  

Como con otras tantas cosas quisieron hacer también una broma sobre el hecho de tener hasta decenas de disquetes para poder jugar así que, si metías la cabeza en el tocón del bosque de Isla Melee, el juego te decía “Inserte el disco 22 para continuar”.

Al no tenerlo y pulsar cualquier tecla Guybrush exclamaba: “¡Vaya! Tendré que perderme esa parte de la historia”. Esta broma tuvieron que retirarla en una segunda versión del juego por la cantidad de gente que llamaba a LucasArts para reclamar el envío de ese disco 22. 

Para cerrar el círculo en The Curse of Monkey Island, si en la cripta de los Sopabuena, nos asomamos por un agujero del techo aparecemos en el bosque de Isla Melee. 

7. Recortes por espacio 

Paradójicamente esta broma que parodia el uso de los diskettes se les volvió en contra en la segunda entrega de la saga. Ron Gilbert tuvo que recortar hasta 5 escenas para que el juego pudiese caber en 6 diskettes. Cuentan las leyendas que esas escenas existen y están ocultas en algún rincón secreto del código, pero la realidad es que nunca salieron de LucasArts y seguramente fueron eliminadas junto con todo el material desechado. 

8. SCUMM Bar 

El bar más conocido de Isla Melee (y el único ahora que lo pienso) tiene por nombre SCUMM Bar. El nombre proviene del propio motor del juego SCUMM que LucasArt desarrollo para poder realizar sus aventuras gráficas. SCUMM son las siglas de Script Creation Utility for Maniac Mansion el primer videojuego que se desarrolló con este motor. 

9. Mono con tres cabezas 

«¡Mira, detrás de ti! ¡¡UN MONO CON TRES CABEZAS!!». La distracción más conocida dentro del mundo de los videojuegos sigue siendo uno de los mejores momentos de Monkey Island. Poco se sabe de esta extraña criatura que regenta la isla, pero, si nos fijamos, podremos observar un extraño comportamiento: la primera cabeza muerde, la segunda mastica y la tercera traga.

¿Cómo lo hace? ¿Estaremos ante un milagro de la naturaleza? Misterios sin resolver… 

10. Peleas de Insultos 

Si os digo: “Peleas como una granjero”, seguro que sabéis la frase exacta para dejarme mal. Y es normal porque estas peculiares peleas son un clásico dentro de los videojuegos que hasta han tenido un intento de tener su propio videojuego independiente. Aunque parezcan insultos sin sentido y no muy desarrollados la verdad es otra bien distinta. Orson Scott Card autor de “El juego de Ender” fue el responsable de escribir estos duelos de insultos. Quería que fuesen ingeniosos, pero tampoco demasiado brillantes ni rebuscados pues, a fin de cuentas, lo tenían que decir piratas. Para entendernos el tono general que buscaba era el de “rebota, rebota y en tu culo explota”. Muestra de ello es el “Yo soy cola, tu pegamento”. 

Además de escribir estas peleas con insultos Orson también participo en los diálogos de The Dig, otra aventura gráfica de LucasArts. 

Primero deberías aprender a utilizarla

11. ¿Cuál es el secreto de Monkey Island? 

En el título del primer juego de la saga queda implícito que Monkey Island tiene un secreto y que de alguna manera tendremos que descubrirlo. Sin embargo, si os habéis pasado el juego, en ningún momento se nos habla sobre que es ni si realmente lo hemos conseguido. Muchos afirman que el secreto es el Big Whoop o que conocer la situación de la isla, ya es el secreto.  

Para avivar la leyenda alrededor de este secreto David Fox y Dave Grossman dijeron en una entrevista que ellos sí que conocen cual el secreto de Monkey Island al igual que Ron Gilbert. 

12. Guiños y cameos dentro de la saga 

George Lucas 

Gracias a George Lucas pudimos disfrutar de una época dorada en lo que aventuras gráficas se refiere. Es por ello que quisieron hacerle un pequeño homenaje dentro del primer Monkey Island. Para cruzar el puente que separa del circo tendremos que darle un arenque a un malhumorado troll. Al quitarse la máscara para comérselo veremos cómo es el propio George Lucas quien estaba debajo del disfraz. 

Aventuras gráficas de LucasArts 

Los propios juegos de LucasArts tienen muchas referencias entre sí y en Monkey Island no iba a ser menos. La primera y más evidente la encontramos en el propio SCUMM Bar donde un pirata lleva una chapa donde dice “Pregúntame por Loom”. Al hablar activamos el modo comercial que lleva dentro y nos intenta vender LOOM a lo que Guybrush responde con un “Vaya publicidad más descarada”. No es el único guiño que tiene ya que, cuando somos usado como hombre bala en el circo de los hermanos Fetuccini, una de las líneas de diálogo es “Soy Bobbin, ¿eres mi madre?”. Una clara referencia a Bobbin Threadbare protagonista de LOOM. 

Sam & Max son los que más cameos han tenido a lo largo de la saga ya que han aparecido en todas las entregas. En el primer juego podemos encontrar una estatuilla de Sam en forma de ídolo antes de entrar en la cabeza gigante de mono. En la segunda entrega Sam estará colgado en la tienda de disfraces y en la tercera, si pulsamos los botones del teatro en un orden adecuado, los focos mostrarán la imagen de Sam. 

Como curiosidad en los remasters tuvieron que cambiar el ídolo de Max y el disfraz de la tienda sustituyéndolo por el tentáculo Púrpura de Day of the Tentacle. ¿El motivo? La licencia de Sam & Max la tiene ahora mismo Telltale Games. 

Grim Fandango también tiene su propio cameo. Tenemos que irnos hasta la tercera entrega donde, al reecontrarnos con Toothroot, veremos que hay un señor en la mesa que si nos acercamos, descubriremos que es Manny Calavera portando una chapa que dice “Pregúntame por Grim Fandango”

Para terminar las referencias, en The Curse of Monkey Island, si nos fijamos en la habitación del enterrador, veremos en su estantería una copia de Zombies Ate My Neighbours videojuego que lanzó la propia LucasFilms Games para Super Nintendo y Mega Drive en el año 1993. 

SuperAgente 86 

Aunque no está confirmado cien por cien hay una teoría con respecto a por que Guybrush siempre que ve una cabeza de mono dice: “Es la segunda cabeza de mono más grande que he visto”. Al parecer más que una frase de humor es una referencia al personaje de Maxweel Smart que siempre solía decir frases disparatas en los momentos más raros. Eso o Guybrush ha viajado más de lo que vemos en los juegos. 

Eddie Van Halen 

Reclutar una tripulación nunca es fácil. Que se lo digan a Guybrush que, en cada juego, tiene que ingeniárselas para convencer a piratas aguerridos que le ayuden en sus aventuras. En The Curse of Monkey Island tendremos que vérnoslas con Edwir Van Helgen en un duelo de banjos por todo lo alto. Edwir Van Helgen, banjos que suenan como guitarras eléctricas… La referencia es bastante clara. 

La Isla del Tesoro 

Sin abandonar The Curse of Monkey Island tenemos que irnos hasta el Pepino de Mar, el barco capitaneado por el Capitan LeChimp y comandado por el Sr. Fossey, un tipo un tanto excéntrico. La primera vez que subimos al barco le oímos cantar una melodía que, en la traducción española, dice así: “Quince hombres sobre un cofre”. Esto es una clara referencia a “La Isla del Tesoro” de Robert L. Stevenson en la que el pirata Billy canta: “Quince hombres sobre el cofre del muerto y un gran frasco de ron, el diablo y el ron se encargaron del resto, y un gran frasco de ron”. 

Star Wars 

Siendo parte de la gran compañía de Lucas tener alguna referencia de Star Wars era casi inevitable y, al igual que Sam & Max, casi tiene una por juego. Ya hemos visto como George Lucas estaba en The Secret of Monkey Island. En este mismo juego también había una frase de Star Wars. Cuando Stan le enseña por primera vez el “Sea Monkey” a Guybrush este exclama: “¡Qué pedazo de chatarra!”. Es la misma frase que le dice Luke Skywalker a Han Solo al ver el Halcón Milenario. 

También ocurre algo parecido en Monkey Island 2, cuando LeChuck le revela a Guybrush que en realidad es su hermano. Guybrush reacciona con un largo “¡Noooooo!” al igual que lo hace Luke cuando Darth Vader le revela que es su padre. 

En The Curse of Monkey Island se vuelve a usar este recurso, aunque, con el confuso final de la segunda parte, no queda muy claro cómo encaja. Mientras Guybrush está preso dentro del parque de atracciones Big Whoop Lechuck le dice: “Busca en tus sentimientos, sabes que es cierto”. Esta frase también se la dice Darth Vader a Luke. 

No podía faltar un guiño a los populares sables laser. Durante mucho tiempo se creyó que, en las peleas de insultos de la tercera entrega, había un huevo de pascua donde las armas sonaban como sables láser. Hasta la web The Scumm Bar consiguió desbloquear, pero sin saber cómo. Años después, y gracias a un héroe anónimo que rebuscó en el código, sabemos que pulsando Mayus + J podemos desbloquear este easter egg

Por cerrar un poco esta sección a guiños de Star Wars quiero dejaros la única aparición de Guybrush fuera de la saga Monkey Island. Fue en el juego El despertar de la fuerza donde podíamos cambiar el aspecto del protagonista por el de nuestro intrépido pirata, bajo el nombre de Guybrush Threepkiller. 

Myst 

Sin duda alguna Myst fue otra aventura gráfica que marcó una generación por su narrativa en 3D que nos permitía visitar lugares y explorarlos con unos gráficos que no se habían visto hasta la época. Este juego fue lanzado a la vez que The Curse of Monkey Island y quisieron ser un poco malos introduciendo la frase “la niebla es bonita, pero aburrida” mientras hablábamos con el Fantasma del Gales. Una clara referencia a Myst que buscaba el pique entre ambas sagas. 

Canciones infantiles

Cuando Guybrush tiene la visión de sus padres estos aparecen de una forma… bastante huesuda. Aparecen bailando y con una cancioncilla por detrás que suena a canción infantil. Pues bien, el baile es un guiño al corto animado “The Skeleton Dance” y la canción es “Dem Bones” creada para que enseñar a los niños anatomía.

The Dig

Otro guiño que, si no lo hacemos a posta, es muy díficil conseguir. Si en The Curse of Monkey Island entramos y salimos de la cripta de Stan, 35 veces, veremos como Maggie, del videojuego The Dig, está atrapada en una de las telarañas del sepulcro. Si esperamos un poco podemos presenciar también que es la merienda de una araña gigante.

13. El reloj del pueblo de Puertopollo  

Un pequeño detalle que, a mí me parece una pasada, es el reloj de Puertopollo. Situado en la plaza central, en el edificio del teatro, este reloj marca una hora: la misma que marque nuestro reloj de Windows. 

14. Prueba de valentia 

¿No os pareció demasiado fácil la prueba de valentía que nos pedía Meathook para alistarse en la tripulación? Bueno, la escena no iba a ser así exactamente al principio. La prueba iba a consistir en hacer 3 cosas para que Meathook nos viese como un capitán a seguir, pero Ron Gilbert terminó por cortarla ya que pensaba que restaba velocidad al desarrollo de la propia historia.  


15. Anacronismos 

Los anacronismos son muy recurrentes en Monkey Island como gag o como recurso para salirse del guión y hacernos saber que estamos en un videojuego. En una entrevista, Ron Gilbert, aseguró que algunos de los anacronismos existentes en la saga Monkey Island guardaban un secreto más profundo de lo que imaginábamos. A la vez que afirmaba esto, ponía como ejemplo la máquina de grog que Stan tiene en la tienda de barcos de segunda mano. Aún así también podemos ver una cabina de teléfono para pedir pistas o una puerta de “Solo personal” y las tuberías que nos encontramos en la segunda parte. Estos anacronismos inciden directamente con el secreto de Monkey Island y el final del segundo aunque siempre han jugado al gato y al ratón con esto.

Otro anacronismo que poca gente suele ver tiene que ver con los caníbales de Monkey Island. Llegados a un punto esta tribu nos encerrará en una celda. La situación ya es irónica de por si porque nos están encerrando en una casa de madera y paja por lo que escapar no es un problema. Pero ¿qué pasa si volvemos? Bueno, los caníbales nos volverán a atrapar y, creyendo que hemos salido por la puerta principal, la reforzarán. Primero habrá una puerta normal, luego una puerta reforzada con cadenas y por último una puerta blindada con código de seguridad. Aunque todas estas medidas dan igual porque… la cabaña sigue siendo de paja. 

16. La conexión entre entregas 

Al igual que los anacronismos, las situaciones absurdas dentro de la saga son algo habitual. Ron y Tim quisieron de alguna manera unir las entregas de la saga a modo de guiño a sí mismos. Es por ello que si, en Monkey Island 2, subimos en el ascensor hasta el último piso, nos encontraremos en el callejón de Isla Melee donde Shinetop nos atrae por primera vez para amenazarnos. Es más, el cartel del circo sigue estando colgado y, si le pedimos a Guybrush que lo mire, dirá la misma frase que en la anterior entrega: “¡Oh, un circo! ¡Me encantan los circos!”

Como ya os he comentado en The Curse of Monkey Island pasa lo mismo, si sacamos la cabeza por el techo de la cripta, nos llevará hasta el bosque de Isla Melee donde por fin cobraba sentido la broma del disquete 22. 


17. El monóculo de Wally 

Wally es un personaje bastante enternecedor que aparece en la segunda y tercera entrega de la saga. Este pelirrojo, amante de los mapas y la cartografía, tiene un pequeño problema de visión, por lo que tiene que usar un monóculo. Monóculo que tendremos que “tomarle prestado” para nuestros propios intereses cuando lo deje en la mesa para rascarse un ojo. 

Este puzle no iba a ser así en un principio ya que la escena estaba pensada para que Wally creyese que se le había caído al mar y lo estuviese buscando por el agua sin ver nada. Los programadores pensaron que era demasiado cruel y lo cambiaron. 

Aunque a la hora de añadir esta escena, no tuvieron ningún miramiento

18. Murray 

Una de las mejores cosas que tiene The Curse of Monkey Island es la aparición de Murray. Este personaje secundario sale en determinados puntos de la historia para aterrar a nuestro protagonista. En un principio Murray solo iba a salir en la primera escena, cuando le separamos de su cuerpo, pero al mostrar la demo de este título, la gente valoró de forma muy positiva a este personaje por lo que decidieron incluirle en más escenas. 

19. Herman Toohroot 

Herman es un personaje que tiene aparaciones en todos los titulos de la saga y tiene bastante peso en la historia de Monkey Island, aunque siempre este en un segundo plano. Por ejemplo, en The Secret of Monkey Island oficialmente no le conocemos al llegar a Monkey Island, pero en realidad él es el culpable de orientarnos continuamente en nuestra misión. Si hablamos un poco con él e indagamos sobre su pasado nos daremos cuenta de que el barco, la receta y varias notas que nos encontramos por Melee Island, le pertenecen a él. Sin ellas no hubiésemos podido llegar nunca hasta la cueva de Lechuck. 

Parece ser que la idea de que este señor fuese un “ángel pirata de la guarda” gustó entre el equipo y Sean Clark fue un paso más allá. Mientras estaban preparando la segunda parte Sean, utilizando la amnesia del naufrago como excusa, le puso un nombre oficial a Herman: Horatio Torquemada Marley. En efecto, Horatio antes de convertirse en naufrago fue el gobernador de Isla Melee y el abuelo de Elaine. 

20. Melee Island existe 

Bueno, más o menos. Para recrear parte de esta pintoresca isla, los artistas gráficos, se basaron en un pueblecito de Alemania que habían visitado y les había encantado. Esta ciudad se llama Rothenburg Ob Der Tauer, está a muy pocos kilómetros de Núremberg, y lo más conocido de esta ciudad es su plaza con una subida hacia un gran reloj. No pueden negar que, algo de inspiración, hay. 

Como curiosidad también añadir que existe una Monkey Island como tal pero que no tiene ninguna relación con el juego. Este sitio se llama La isla de los monos y está a unos 30 kilómetros de la ciudad de Iquitos en Perú. Este sitio es un auténtico santuario donde todo tipo de primates víctimas del comercio ilegal o los malos tratos se recuperan en un entorno natural con total libertad. 

21. La palabra HECHIZO 

El vudú y las artes oscuras tienen un gran peso dentro de la historia de Monkey Island, pero en especial en la segunda parte. ¿Por qué? Hay un detalle que poca gente se ha fijado y es en la palabra “hechizo”. Esta palabra, cada vez que es nombrada aparece en mayúsculas. Una palabra que en inglés también se puede traducir como “CURSE” refiriéndose al hechizo usado para maldecir a alguien. Si nos fijamos en la siguiente entrega, The Curse of Monkey Island, puede que esta curiosidad cobre algo más de sentido. ¿Casualidad o ya sabían que habría una tercera entrega?  

(Visited 17.087 times, 5 visits today)

Con un mando entre las manos desde el 92. Crecí con un dragón morado, un erizo azul y un fontanero que no se dedica a la fontanería. De mayor intenté comerme la tarta... pero era mentira. Retarme a un duelo de insultos puede ser una decisión mortal. Y por si fuera poco, dirijo una isla de monos... por lo que de mayor ¡quiero ser un gran pirata!.

Cerrar