Escrito por 16:57 Artículos
• 4 minutos de lectura

Amnesia Rebirth, vuelve el terror

La saga que puso al terror y al indie en el punto de mira vuelve esta vez con Rebirth

En un momento en el que juegos de terror como Visage, Phasmophobia o Little Hope acaban de llegar dispuestos a hacer temblar a los jugadores, Frictional Games nos recuerda que sabe como hacernos sufrir trayéndonos de vuelta la saga de Amnesia con Amnesia: Rebirth.

Un accidente aéreo y un vasto desierto

La historia de Amnesia: Rebirth comienza en los años treinta con Tasi Trianon y su marido Salim cuando se encuentran viajando en avión. Entonces, éste sufre un accidente y cuando Tasi despierta no hay rastro de su marido y tiene que abrirse paso por el vasto desierto donde han caído. Siguiendo la estela de los supervivientes Tasi pronto se dará cuenta de que algo extraño sucede en aquella región en la que fuerzas sobrenaturales parecen haberla invadido.

Por si fuera poco, salir ilesa del lugar no será sencillo, porque si pasamos demasiado tiempo en la penunmbra Tasi comenzará a perder cordura y a sufrir alucionaciones terroríficas, así que será necesario encontrar cerillas o iluminación que nos permitan avanzar sin sufrir los efectos de la locura. Y no sólo la oscuridad, cualquier visión traumática puede alterarla y llamar la atención de los seres terribles que están al acecho.

La historia comienza con un accidente aéreo

Ábrete paso por la oscuridad en Amnesia: Rebirth

Para no caer presa de la locura y comenzar a experimentar alucinaciones tendremos que proveernos de objetos que nos iluminen el camino como cerillas o lámparas de aceite, aunque no siempre encontraremos o tendremos que hacer un buen uso de ellas si no queremos pasar un mal rato. Uno de los problemas es que las cerillas se pueden malgastar debido a su poco acierto en el uso de esta mecánica. Sin embargo, cuando tengamos que escondernos tendremos que hacerlo en la oscuridad perdiendo la cordura a cada segundo que nos estemos escondiendo de los monstruos que nos aparecen. Un terror digno del mismísimo Lovecraft.

Lo que sí que deja claro desde un primer momento Amnesia: Rebirth es que es un juego angustiante. Ya sea a través de huecos estrechos o una profunda niebla apenas tendremos rango de visión y los terribles sonidos que se oyen de fondo nos tendrán en tensión constante. Los monstruos tardarán en llegar, ya que el juego tiene un comienzo lento centrando sobre todo en contextualizar un poco la trama y los recuerdos de Trasi. De hecho, para gusto personal peca de demasiada explicación al comienzo de la aventura no dejando que la acción se desarrolle de forma fluída.

Una buena inmersión

En el apartado técnico es cierto que el juego no es un gran despliegue de medios, pero si tenemos en cuenta la poca cantidad de personas que lo han realizado la cosa cambia. Gráficamente y con la nueva generación de consolas en el mercado el juego no sorprende, pero cuenta con un gran nivel de detallismo digno de admiración. El uso de luces y sombras también es interesante destacarlo, ya que ese juego entre luz y oscuridad va a ser primordial.

Amnesia: Rebith cuenta con un nivel de detallismo muy interesante en sus mapas

Movernos por estos mapas no va a ser algo sencillo, ya que para avanzar tendremos que resolver puzles e interactuar con nuestro entorno. También contaremos con una brújula que Trasi lleva en la muñeca que nos marcará el camino y nos hará viajar entre dimensiones. Algo bastante útil para orientarnos, porque en algunas ocasiones es sencillo perderse. No es un juego excesivamente pasillero, pero cuenta con excepciones en algunos momentos. Los puzles en algunos casos pueden hacerse algo pesados y lentos.

La mecánica principal del juego consiste en huir, porque al igual que en muchos otros juegos del género como Monstrum entre muchos otros, no podremos atacar y estaremos solos ante el peligro. En ello recae principalmente todo el peso de la acción y puede llegar a ser agobiante, aunque ese es el objetivo del juego.

En cuanto al apartado sonoro, el juego está cuidado y es recomendable usar cascos para una mejor inmersión. De hecho, Amnesia: Rebirth se centra mucho en la tensión y no tanto en los sustos hasta en la parte final del juego. Oirás a los enemigos, sabrás que están, pero no te los encontrarás hasta pasado tiempo de juego.

¿Merece la pena Amnesia: Rebirth?

Debo admitir que personalmente a mí no me ha entusiasmado, pero eso no implica que sea un mal juego. Creo que en término generales el juego convence y continúa con el legado del primero, pero haciendo una clara apuesta por la narrativa sobre el miedo tradicional. Yo venía de ver Visage, un juego de miedo muy trabajado con un terror basado en el jumpscare, pero también con un miedo muy psicológico. Amnesia: Rebirth es totalmente distinto, basado en un miedo lovecraftiano con mucho peso narrativo y una historia inquietante detrás. También algunas veces el impacto que pretenden crear en el jugador no es el obtenido debido a las continuas interrupciones o a la sobreexplicación de algunas cosas. En general me he encontrado con un juego que con sus altos y sus bajos es entretenido y mejora a medida que pasas las primeras horas iniciales.

Sé de muchas personas a las que el juego les ha entusiasmado, así que simplemente el juego no era para mí que soy aficionada a títulos como Visage o Until Dawn. En un juego de terror estoy acostumbrada a un ritmo frenético, cosa que Amnesia: Rebirth deja un poco de lado para recrearse en la parte narrativa, así que simplemente no era lo que esperaba encontrar.

¿Recomiendo el juego? Sí. Sobre todo si has jugado a títulos del estudio como Soma encontrarás en Amnesia: Rebirth una buena aventura con muchos guiños al primer título.

(Visited 206 times, 1 visits today)

Analista de videojuegos y portadora de la Llave Espada.

Cerrar