Escrito por 15:31 Artículos, Destacado, Primeras Impresiones

Black Ops Cold War Alpha

Después de exprimir al máximo el primer periodo de prueba, os contamos nuestras impresiones a las armas de esta nueva entrega

La próxima entrega de la franquicia Call of Duty está a la vuelta de la esquina. Como viene siendo habitual en las últimas entregas, Activison ha planeado una serie de alfas y betas para que podamos ir viendo los nuevos conceptos que plantea el nuevo juego de Treyarch.

He estado jugando todo lo que los servidores me han dejado y debo admitir que me ha sorprendido mucho más de lo que esperaba. Estuve atento a los primeros directos que iban saliendo del juego y me habían dejado con la mosca detrás de la oreja, la verdad. Había algo que no me terminaba de cuadrar cuando lo veía en movimiento.

Pero una vez lo tienes en las manos se nota que se estaban guardando un par de ases bajo la manga. Y en este pequeño texto vengo a resaltar mis primeras impresiones de lo que se pudo jugar durante ese periodo. Aviso que me enfocaré tan solo en cuestiones puramente jugables, ya que los bugs o fallos de servidores son comprensibles dado el estado del juego.

Mapas

Si tengo que quedarme con una cosa por encima de todas las demás es, sin lugar a dudas, con el diseño de los mapas que presenta esta nueva entrega. Estoy absolutamente enamorado de ellos. Con matices, todo hay que decirlo, pero tenemos unos pilares sólidos sobre los que construir.

En esta primera prueba se han podido jugar 3 mapas para las partidas 6v6 y otros 2 para el nuevo modo con vehículos de 12v12. Y salvo algunos detalles menores, todos me han sorprendido con creces. Por lo que voy a aprovechar la ocasión y desgranarlos uno a uno.

Satellite es un ejemplo de todas las bondades que tiene este nuevo título. Un diseño robusto y clásico de 3 carriles con una parte central frenética y una zona de dunas a la derecha perfecta para los francotiradores. Este mapa ambientado en el desierto de Angola se vuelve aún más dinámico en el modo Dominio, donde brilla todavía más. Aunque si hablamos de luz, los tonos cálidos propios de la zona en la que estamos crean un ambiente fantástico.

Miami por otro lado empieza a tener algunas flaquezas. Creo que es un mapa ligeramente más grande de la cuenta para modos de juego como Duelo por Equipos o Baja Confirmada. La parte de la playa es interesante, pero el centro y las diversas casas son algo menos inspiradas. La ambientación eso sí sigue siendo excelente, dando un mapa nocturno muy resultón, aunque algo más genérico en comparación. 

Moscow lo he dejado para el final porque de los 3 ha sido el que más me ha gustado con diferencia. Ambientado en el corazón de la URSS, este mapa propone un montón de zonas interesantes con varias salidas y posibilidades. En Punto Caliente es una delicia, pero en el resto de los modos tenemos un diseño curioso y lleno de opciones. Es un mapa de los clásicos, donde si estás atento a cada esquina, logras unas partidas de escándalo. Reiterando, una vez más, lo bonito de su recreación e implementación en el juego.

Pero esto no se queda aquí. Ya que tal y como he dicho al principio, una de las novedades más importantes que recibe la saga Black Ops es este nuevo modo 12v12 que propone una serie de mapas especiales donde los vehículos toman un rol protagonista.

Crossroads quizá haya sido el mapa que más me ha decepcionado de todos. Aunque no es catastrófico y la ambientación nevada es interesante, el diseño general se me queda corto. Parece un enorme descampado con una serie de edificios algo genéricos que actúan como puntos de control. Las motos de nieve son más una excusa para acortar distancia que un eje central. Y los tanques no se sienten tan poderosos como deberían.

Pero amigos míos, todo ese se ve compensado con Armada, mi mapa favorito de este modo y el que me ha hecho creer en él. Nos situamos en medio del océano con varios barcos conectados por tirolinas. Aquí las motos de agua son indispensables, sobre todo para conquistar puntos por sorpresa. Pero a eso hay que sumarle la mecánica de buceo, que nos sirve para hacer escaramuzas la mar de interesantes. Es un mapa grande pero donde encuentras gresca constantemente. Vas pasando de navío en navío con presteza para luego tirarte al mar y continuar con la masacre. De verdad, es una auténtica delicia lo que han hecho con este mapa.

En líneas generales, todos los mapas tienen filosofías de diseño clásicas con ambientes fantásticos y muy diferenciados entre sí. Son zonas que se aprenden con un par de partidas y se recuerdan como si estuvieran contigo toda la vida. Algo muy similar a lo que sucedía con Black Ops 1. Por lo tanto, son todo buenas noticias en este apartado.

Jugabilidad

Aquí es hablar un poco de lo mismo de siempre, por lo que seré rápido: Cold War se sigue sintiendo igual de sólido que el resto de Call of Duty de la franquicia. Es más, diría que tiene un par de matices nuevos bastante interesantes, siendo una experiencia cercana a aquel mítico Black Ops II.

El sonido de las armas es correcto, teniendo pequeños detalles de pureza como el entorno en el que estamos o las superficies donde impactemos. Y ya que hablamos del tema armamentístico, debo decir que todo está más o menos bien. Habrá que ver el tema de equilibrios, pero es una mezcla interesante de BO1 con un buen puñado de accesorios que nos permiten personalizar muchísimo nuestras herramientas de combate.

En cuanto al disparo en sí, de nuevo, todo se siente como en casa. Quitando de lado los clásicos problemas de conexión propios de una alfa, la dinámica es la misma de siempre con detalles nuevos. La barra de vida, que vuelve en esta entrega, hace que los impactos se sientan más reales. En especial, cuando conseguimos un afortunado tiro en la cabeza y la barra cambia a amarillo. De nuevo, detalles sutiles que pulen una experiencia redonda como de costumbre.

Pero si he abierto este apartado ha sido para hablar de este nuevo modo con vehículos que pone sobre la mesa Cold War. Primero que nada, vamos a quitarnos las caretas: Es un Battlefield arcade. ¿Eso es malo? Todo lo contrario. Es quizá el mejor cumplido que le puedo dar.

El control de los vehículos es muy dinámico y sencillo. Los mapas son lo justo de grandes como para poder encontrarte con gente con frecuencia y que capturar todos los puntos sea una tarea ardua. En líneas generales, todo está muy bien equilibrado para ser una experiencia ligeramente distinta a lo habitual.

En conclusión, debo decir que salgo mucho más convencido después de jugar esta alfa que de la presentación oficial que hicieron. Cold War se siente como una mezcla del carisma de Black Ops 1 y las sensaciones jugables de Black Ops 2. Tiene un carisma particular aprovechando la estética de la guerra fría y un punto original gracias al modo 12v12.

Creo que tienen detalles que ajustar todavía y espero que el feedback de los jugadores sirva para algo. El tema de las rachas no lo vendría mal un pequeño ajuste. Y todavía falta ver como se sostiene esto a largo plazo con el tema de los pases de batalla y tácticas similares. Ahora bien, si la campaña es un compilado de situaciones frenéticas en localizaciones variopintas y el modo zombies vuelve a sus raíces en un tono más oscuro, yo lo firmo muy a gusto.

(Visited 28 times, 1 visits today)

Ingeniero informático en proceso y escritor frustrado. Me forjé con las portátiles y todavía sigo con ellas. Estoy en esta tripulación para poder narrar mis aventuras como jugador y divagar sobre esta preciosa industria. En la actualidad soy entrenador de los Alas Nocturnas y maestro de la Llave Espada a tiempo parcial.

Cerrar