Escrito por 16:08 Artículos, Destacado, Los monetes recomiendan • 3 Comments

Un viaje al pasado con Sega Mega Drive Classics

Abriendo el baúl de los recuerdos

Captura del juego Sega Mega Drive Classics

Tennis For Two fue considerado el primer videojuego de la historia y data del año 1958. Desde entonces, el mundo de los videojuegos ha sufrido una rápida evolución potenciada por los avances tecnológicos. En apenas sesenta años aproximadamente la transformación social ha adquirido ritmos vertiginosos y el mundo del entretenimiento no es una excepción. En el artículo de hoy vamos a utilizar el juego Sega Mega Drive Classics para descubrir cómo era el contexto del momento en cuanto a videojuegos se refiere.

Los videojuegos actualmente son uno de los principales medios de ocio de la sociedad, existiendo una multitud de géneros distintos para diferentes tipos de público. Además, la aparición de la realidad virtual indica que nos dirigimos hacia un destino donde los videojuegos no solo serán entretenimiento, sino el origen de una nueva dimensión social. Historias futuristas y distópicas relacionadas con esto ya existen en obras como Ready Player One o el anime Sword Art Online.

Sin embargo, para poder mirar al futuro es necesario entender el pasado y no hay época más clave en la historia de los videojuegos que los años ochenta.


Los maravillosos años ochenta

Juegos de la Mega Drive

La década de los años ochenta fue sin duda la década de la ciencia ficción, del rock, de los iconos y de la cultura pop, de la popularización de los videojuegos…

La Guerra Fría, el desastre de Chernobyl y la amenazada nuclear fueron el contexto perfecto para la creación de la ciencia ficción con obras como V, Alien o los Cazafantasmas en nuestras pantallas, de las que más tarde bebería, en un nuevo resurgir, la famosa Stranger Things.

El primer videoclip de la historia llegó a manos de Michael Jackson y Thriller, la primera videoconferencia , la creación de ratones gigantes manipulados genéticamente, el primer bebé probeta…Todos ellos elementos que conformarían una década caracterizada por la exageración.

En el cine Star Wars nos deleitaba con sus efectos, una Carrie cabreada hacía temblar al público, Jack Burton se enfrentaba a Lo-pan en la pequeña China, LaRusso enseñaba a dar y pulir cera…

En la cultura urbana el graffitti inundaba las calles, el hip hop se abría paso y la MTV se encargaba de proporcionar horas de entretenimiento musical.

Existen muchas consolas que nos viene a la memoria y muchos títulos destacados, pero si hay una consola que perdura en los recuerdos de una servidora es la Sega Mega Drive, también conocida como Génesis. Ésta llegó a finales de la década como broche de oro y cierre de una época caracterizada por la inmensa creación audiovisual que perduró a lo largo de los años.


Sega Mega Drive es una consola única

Sega Mega Drive

Mega Drive salió al mercado en 1989 de la mano de Sega, aunque en según que territorios llegó un par de años más tarde. Esta consola era la descendiente de la Master System. Sin embargo su éxito fue moderado debido a su alto precio y al contexto del momento en el sector, obteniendo mayor éxito sobretodo en Europa. Fue la primera consola en 16 bits vendiendo más de 30 millones de copias en todo el mundo.

Desde la salida de Space Invaders en 1977 las máquinas recreativas se encontraban por todas partes creando furor entre la población y en el público joven. En 1979 llegaba el primer videojuego a color: Galaxian, de la mano de Namco. Los años ochenta fueron la década de las consolas de sobremesa, de los primeros títulos emblemáticos como Final Fantasy o Zelda.

El catálogo de la Mega Drive nos dejó títulos como Aladdín, el Rey León, Eternal Champions, Dessert Strike o el inigualable Sónic, (podéis encontrar los dos juegos de Disney para PS4). Muchos juegos clásicos han sido reeditados a las plataformas actuales, y además, para PS4 también, encontramos Sega Mega Drive Classics, un recopilatorio de 53 juegos del catálogo original del que vamos a hablar a continuación.


Sega Mega Drive Classics

Esta nueva forma de disfrutar los juegos de la Mega Drive es un esencial si te gustan los juegos antiguos, (también disponéis de la Mega Drive Mini, pero su coste es más elevado). Está disponible tanto para PS4, como para Xbox One o PC. El juego nos transporta a una habitación de adolescente al más puro estilo retro. En la estantería encontramos todos los títulos disponibles para jugar y solo tenemos que seleccionar el juego que queramos disfrutar. El juego es un buen emulador donde se han suavizado los píxels y se puede adaptar a diferentes tipos de pantallas, también cuenta con contenido extra y un multijugador online. Entre los juegos más emblemáticos de la consola encontramos:

Golden Axe

Ax, Tyris y Gillius de Golden Axe

En 1989 salió al mercado este beat’em up de temática bárbara, encontrándonos en el reino de Yuria, donde Death Adder está sembrando el caos y se ha hecho con la Golden Axe, un hacha dorada de gran poder. En la piel de Ax, Tyris o Gillius podemos embarcarnos en la aventura de derrotar al malvado (sus tramas están relacionadas con él) y recuperar el arma para salvar el reino. Lo destacable del juego fue que en principio era un juego arcade que se reeditó para la Mega Drive con nuevos niveles y un final extendido convirtiéndose en uno de los mejores juegos para la consola.

También se le añadió el modo ”duelo” donde tenías que derrotar a hordas de enemigos. Cada personaje tenía habilidades propias y también se podía jugar de forma cooperativa, existiendo el ”fuego amigo”. Tanto su estética, como su banda sonora son recordadas por la epicidad que generan y que dotan al juego de poderío. Este juego es una representación de la fantasía épica del momento donde encontramos títulos como Conan, Willow o incluso La Historia Interminable, todo aventuras memorables y salvajes.

Tanto ha sido el éxito de esta saga que después de muchas entregas encontramos que la última no nos es tan lejana, ya que existe para PS3 y Xbox 360.


Sonic

Sonic The Hedgehog

En 1991 el erizo más famoso surgió como respuesta a Super Mario en un nuevo juego de plataformas. La peculiaridad de éste residía en que los niveles estaban diseñados para pasárselos lo más rápido posible. Recoger todos los anillos o derrotar a todos los enemigos no era relevante. De hecho, incluso se pudo considerar algo positivo teniendo en cuenta que no era posible guardar la partida. Por aquel entonces todavía no existía el método de passwords que vendría después. No hay duda de que además Sonic es todo un referente para los juegos actuales como por ejemplo Hollow Knight. En éste último es fácil encontrar una clara referencia en cuanto a paredes secretas, enemigos y disposición del mapa. Sonic sentó las bases para los juegos en 2D actuales. Ademas, el juego contaba con niveles únicos como Green Hill o Marble Zone donde los obstáculos cada vez eran más complicados. ¿Quién no recuerda las cascadas de lava? (Detalle que por cierto veremos también en la segunda entrega de Hollow Knight, Silksong).

El gran éxito que cosechó el juego dio lugar a una segunda, e incluso tercera parte. También hay muchas más entregas posteriores del erizo como Sonic Mania o su ”alianza” con el propio Mario. Por si fuera poco, también dispone de su propia serie de dibujos animados y es que Sonic no es uno de los imprescindibles de Mega Drive en vano.


The Revenge of Shinobi

Shinobi III: Return of the Ninja Master

La separación a finales de los ochenta del género arcade y la aparición de las consolas de sobremesa era para entonces muy difusa. Muchos de los juegos de entonces eran reeditados y llevados a las casas de los jugadores. En el caso de Shinobi su continuación había dado el salto a la sobremesa.

The Revenge of Shinobi era la segunda entrega de la saga y se lanzó para Mega Drive en 1989. De nuevo, en la piel de Joe Mushashi debemos frustrar los planes de la organización Zeed, ahora conocida como Neo Zeed, al más puro estilo Akira.

Es un juego de desplazamiento lateral, al igual que los anteriores. Podemos lanzar shurikens, golpear o hacer magia a lo largo de ocho niveles. También según nuestros actos podremos acceder a dos finales distintos. En una época donde juegos como Sekiro están en auge, siempre es recomendable conocer a los referentes clásicos.

La tercera entrega, Shinobi III: Return of the Ninja está disponible en esta recopilación.


Unas joyas para la nostalgia

La tendencia actual parece decantarse por los gráficos antes que por la narrativa del juego. Las grandes sagas parecen estar al servicio de los intereses económicos de las empresas. Por ello, es interesante conocer los inicios, cuando los videojuegos no eran más que el anhelo de crear entretenimiento. Los grandes avances tecnológicos son primordiales en el avance, es cierto. Sin embargo, existen grandes joyas que sin contar con un gran despliegue técnico consiguen enamorar al público. Los clásicos siempre deben ser venerados por lo que supuso crear algo nuevo en un momento donde apenas existían precedentes. Si bien es cierto que existen grandes ausencias en la recopilación como Aladdín, Castle of Illusion, El Rey León y algunos más, es altamente recomendable echar una ojeada al amplio catálogo que encontramos en este juego. Es gracias al camino que otros han recorrido que hoy disfrutemos de un mundo único como son los videjuegos.

Para más artículos sobre videojuegos retro pulsa aquí.

(Visited 68 times, 1 visits today)
Cerrar