Escrito por 13:03 ¿Qué paso con...?, Artículos, Destacado
• 6 minutos de lectura

¿Qué pasó con The Matrix Online?

En 2004 se lanzó el que sería el segundo juego basado en Matrix, un MMORPG que metía de lleno a los jugadores en el mundo virtual. ¿Qué paso con este MMO?

El año 1999 será recordado por muchas cosas pero, si hablámos de cine sin duda hubo una película que destacó sobremanera y que cambió el mundo del cine tal y como lo conocíamos. La franquicia creada por las hermanas Watchwoski revolucionó Hollywood, tanto en forma como en contenido, una propuesta arriesgada que adelantó por la derecha a muchas producciones de la época y que cambió la manera entender el cine de acción. The Matrix fue, a todas luces una cinta revolucionaria, con técnicas nunca antes vista en el cine y con una historia tan profunda como original que dejó a millones de espectadores enganchados a la pantalla (me incluyo en esta lista).

Después de sacar una primera entrega redonda, Warner Bros vio el potencial que tenía el universo de Matrix más allá de la trama de Neo. Había mucho trasfondo, muchísimos personajes secundarios interesantes y, sobre todo, había una horda de fans queríando saber más de aquel nuevo universo de caracteres japoneses y letras en verde sobre negro.

Es por esto que el 13 de mayo de 2003 (diez días antes del lanzamiento de Matrix: Reloaded) se lanzaba al mercado Enter The Matrix, un videojuego basado en la franquicia que exploraba toda la trama que la película no nos contaba. En él manejábamos a Niobe y Ghost, donde explorábamos todos aquellos acontecimientos que la película obvia para centrarse en Neo, como recoger el mensaje de la nave Osiris o destruir la planta térmica cerca de la Fuente de Matrix. Este juego contó con las hermanas Watchwoski activamente, las cuales escribieron la trama de todo el videojuego.

Aunque Enter the Matrix era buen juego (yo al menos lo recuerdo bastante sólido) los fans querían jugar como Neo. Es así como en octubre de 2005 vio la luz The Matrix: Path of Neo un juego que heredaba la base de Enter The Matrix y nos dejaba jugar como “El elegido” en las escenas más populares de la primera y la segunda película. Un juego con disparos, combos y puzles que dejaba saciados a los fans… bueno, no del todo.

El nacimiento de The Matrix Online

He hecho un poco de trampa; me explico. The Matrix: Path of Neo fue desarrollado por Shiny Entertainment y distribuido por Atari. Este juego se lanzó seis meses después de que The Matrix Online abriera sus puertas y un año después de la última película de la trilogía. Dos desarrollos paralelos sobre la saga que pretendía reanimar un poco ese furor por la franquicia que la tercera película había echado por tierra.

Para hablar de The Matrix: Online tenemos que irnos hasta 2005 donde por aquel entonces el boom de World of Warcraft había atraído las miradas de muchas compañías hacia los MMORPG. En un género donde juegos como, WoW, Lineage 2 o Guild Wars copaban la listas de más jugados, todos querían tener su propio MMO de su franquicia. Era el género de moda: Digimon, Star Wars, Star Trek o incluso Dragon Ball tuvieron sus propios MMOs.

Llevar Matrix a un género como el MMORPG era tan fácil como meter a Mario en un plataformas. No había que hacer literalmente nada, ya que la propia historia se amolda a los parámetros de un MMO. Es por ello que Monolith Productions quiso aportar algo de valor y pretendió llevar la idea un poco más allá, buscando saciar a la horda de fans de Matrix que se esperaba.

La idea de este MMORPG era darles a los fans más historia después del final de Matrix: Revolutions, pero a su vez que fuesen ellos mismos los que expandieran la trama dependiendo de los acontecimientos ocurridos en el juego. Es por ello que el equipo artístico planeó un sistema de misiones en vivo, donde la trama se iba creando conforme pasaban las semanas. Estas tramas (dividas por subcapítulos), se podían completar a través de eventos en vivo que planificaban los propios administradores.

Para ir un poco más allá, los desarrolladores eran parte del juego; literalmente. Muchos de los NPC (personajes no jugables) estaban controlados por los propios escritores, que ejercían su papel dentro de la historia como Morpheo, Neo o Niobe. Además de dar pistas a los jugadores o ayudar en determinados momentos, también tenían que estar costantemente escribiendo las tramas futuras para que el juego no se quedase sin contenido. Un planteamiento arriesgado pero que, sin duda, es lo que se merece una saga como Matrix.

«Follow the white rabbit»

Con todas estas propuestas sobre la mesa The Matrix: Online abrió sus puertas en junio de 2004 en un servidor privado de pruebas, que posteriormente se expandiría en noviembre del mismo año, para todos los que habían precomprado el juego. El MMO llamó la atención, lo suficiente para que Warner Bros y Sega decidiesen darle un buen empujón lanzando la versión final el 15 de abril de 2005 en Europa.

Durante este tiempo The Matrix: Online había evolucionado lo suficiente para tener un contenido decente que atrayese un montón de jugadores en su lanzamiento. Sin embargo, Warner Bros vio como los beta-testers, aquellos que llevaban jugando más de seis meses, empezaron a abandonar el juego puesto que no tenían nada que hacer hasta que no se generasen nuevas tramas. En este punto, y tan solo cinco meses después de su lanzamiento oficial, es donde aparece Sony Online Entertainment que vio en The Matrix: Online una buena propuesta a la que podía aportar toda su maquinaria empresarial.

Para Sony fue un trato muy rentable ya que Warner Bros. vendió integramente los derechos del videojuego, así como el contenido que se generase a raíz del mismo, con lo que la empresa nipona no solo se hacía con una pequeña parte del universo de Matrix, si no con las posibles tramas que creasen en The Matrix Online a raíz de estos eventos en vivo que se generaban cada semana.

Sony intentó mantener y sostener un planteamiento único como fue el de The Matrix Online. El contenido seguía llegando, las tramas que los propios jugadores creaban eran mucho más interesantes de lo esperado y durante tres años el juego sobrevivió a costa de un equipo creativo que sacaba diariamente nuevo contenido. Hasta que llegó un momento en el que la burbuja estalló.

«¿Oye eso, Sr. Anderson? Es el sonido de la inevitabilidad»

Para terminar esta historia tenemos que avanzar hasta mediados de 2009. Aunque Sony inyectó dinero y recursos para mantener a flote The Matrix Online, su propia naturaleza fue la que acabó enterrándola. La estructura de la historia era novedosa, las tramas que se crearon eran muy interesantes y el juego se adaptaba a lo que el universo de Matrix pedía.

Sin embargo, que el avance de la trama dependiese de eventos diarios y no de misiones independientes, que la historia no estuviese guionizada y pautada sumado a que no había manera de progresar si no se habilitaban nuevas tramas, hizo que el interés por el juego cayese en picado. Un concepto revolucionario (como su homónima en el cine) que se vio lastrado por una tarea descomunal a la hora de crear todo el contenido que necesitaba el juego para seguir funcionando. Un desgaste para el equipo creativo que tenía que hacer malabares para que no hubiese contradicciones entre lo que sucedía día a día en el servidor y los paradigmas del propio universo de Matrix.

Todas las cinemáticas que se crearon exclusivamente para el videojuego

Este desgaste tenía una fecha de caducidad: agosto de 2009. Esta fecha fue elegida por la propia Sony para cerrar todos los servidores del juego, ya que los números de suscripciones eran realmente bajos para el esfuerzo que requería el juego. Los días antes del cierre la web Giant Bomb quiso hacer un pequeño homenaje al juego subiendo una serie de videos titulados “Not Like This” haciendo referencia a la frase que dice Switch cuando se entera de la traición de Cypher.

El 1 de agosto de 2009 a las 00:00, The Matrix Online cerró sus puertas para siempre con menos de 500 jugadores activos. Después del cierre, tanto la web como todas las referencias al juego siguieron activas, ya que los desarrolladores subieron un libro de memorias oficial. Una manera de agradecer a los seguidores y de que el contenido del juego perdurase en el tiempo. Este libro incluye un resumen de la trama así como elementos del propio MMO. Un libro que, por cierto, se puede leer a través de Internet Archive.

Imagen de la web tras el cierre de los servidores

(Visited 193 times, 1 visits today)

Con un mando entre las manos desde el 92. Crecí con un dragón morado, un erizo azul y un fontanero que no se dedica a la fontanería. De mayor intenté comerme la tarta... pero era mentira. Retarme a un duelo de insultos puede ser una decisión mortal. Y por si fuera poco, dirijo una isla de monos... por lo que de mayor ¡quiero ser un gran pirata!.

Cerrar