Escrito por 18:38 Análisis, Artículos
• 4 minutos de lectura

Deep Rock Galactic, recogiendo rocas en el espacio

¡Nos vamos a la mina en Deep Rock Galactic !

Cofee Stain parece una de las pocas empresas indie, que todo lo que hace es un bombazo muy sonado. En este caso, nos presenta un juego con mecánicas de lo más interesantes, pero poco conocido. ¡Aquí estamos para cambiar esto!

Nos vamos a la cueva

Mi trabajo es ser minero espacial

En Deep Rock Galactic, el objetivo es sencillo: formamos parte de la mayor corporación minera de la galaxia y como empleados que somos, tendremos que acatar los distintos trabajos que se no asignen.

Como toda gran corporación siempre quiere más y más, por lo tanto, nos solo deberemos ir a recoger minerales, sino que también tendremos muchas tareas de diferentes tipos. Todo, por el beneficio de la empresa claro está.

Multitud de criaturas nos acecharán en nuestras misiones

Las misiones son la base del juego, mediante un panel en nuestro puesto de trabajo, podemos seleccionar la misión, ver los detalles y empezarlas. Incluso el propio panel nos avisa del riesgo de la misión y nos indica si estamos preparados; algo que es de agradecer, dado que digamos que Deep Rock Galactic no es un juego sencillo.

El multijugador es esencial

Hay infinidad de maneras de plantear el multijugador en un juego, desde diferentes personajes, personajes personalizables, partidas públicas, etc…

En el caso de Deep Rock Galactic es bien sencillo, cuatro clases a elegir, y un máximo de cuatro jugadores en cada misión.

Siempre, mejor con amigos

Cada clase ofrece un estilo de juego totalmente diferente e incluso, ofrecen ventajas exclusivas a la misión, por ende, solo si jugamos cuatro jugadores, utilizando cada uno una clase diferente, conseguiremos el máximo de posibilidades de que la misión sea satisfactoria.

El momento de preparación de la misión es algo maravilloso en este juego, dado que te obliga a comunicarte con los otros jugadores durante un tiempo previo a la acción, para repasar estrategias y elegir la mejor combinación de clases para la misión a afrontar.

Por un lado, tenemos al Driller, el minero con excelencia que hacer que romper rocas sea un paseo gracias a su poderoso exoesqueleto con taladros.

El Engineer, es la clase de apoyo que puede construir artefactos que ayudaran en la misión.

El Gunner es el arma pesada del grupo, con armas con mucha cadencia de fuego puede mantener a raya a los enemigos él solo.

Mútliples biomas nos esperan

Por último, el Scout, la clase equilibrada entre apoyo y combate, dado que puede destruir enemigos y también puede ayudar en la iluminación de las cuevas, por ejemplo.

Misiones tensas

El flujo de las misiones es muy parecido, nos dan un objetivo que hay que cumplir, una vez cumplido tenemos que volver corriendo a la nave para volver a la base.

¿Porqué corriendo?, os preguntaréis, y es porque las cuevas de los diferentes planetas dónde trabajaremos están infestadas de criaturas que nos lo harán pasar mal en muchas ocasiones.

La tensión del momento

En ciertos momentos de las misiones, habrá una sobrepoblación de enemigos que nos hará parar en nuestro objetivo y aguantar distintas oleadas de criaturas. Estos momentos son de los más tensos dentro de las partidas, dado que no se sabe que va a pasar, ni que criaturas te están acechando.

El momento cumbre de la experiencia de juego, reside en cuando completamos el objetivo de la misión. Siempre nos acompañará un robot llamado M.U.L.E. donde iremos depositando los recursos que nos pidan en la misión, una vez que dicho robot este completo con todo lo necesario, se complican las cosas.

La empresa decide reclamar la M.U.L.E. y tendremos que seguirla para poder encontrar la nave que nos retornará a la base. Si la perdemos, nos quedaremos en tierra, perdiendo la recompensa que nos habían ofrecido por el trabajo.

Y todo esto, con cientos de enemigos que nos persiguen sin parar, mucha más cantidad que durante la misión.

Es de las mejores experiencias multijugador que he jugado este año, la recomiendo a todos.

Mineros mejores y en Lowpoly

En Deep Rock Galactic nos presentan un sistema de progresión basado en la recolección, por lo tanto, podremos mejorar nuestras herramientas y clase, pero siempre nos faltarán recursos específicos.

Personalización a tope

Tendremos que repetir las misiones varias veces (se generan de forma aleatoria), para conseguir algunos materiales extra, que serán esenciales para mejorar el equipamiento.

Adicionalmente, hay habilidades pasivas que podremos conseguir, que pueden marcar la diferencia en una misión.

El mundo de juego es presenta en un estilo Lowpoly muy interesante a nivel de diseño, dado que al principio puede parecer que no encaja, pero los diferentes enemigos, biomas y situaciones, hacen que sea algo ideal, dado que no requiere de tanta potencia como otro tipo de estilo gráfico y resulta perfecto para Deep Rock Galactic

El lowpoly es hermoso

Como conclusión, realmente no se porqué todo el mundo no está jugando ahora mismo a Deep Rock Galactic. Incluso lo han puesto en GamePass, para que todo el mundo lo disfrute. Necesitamos a mas mineros que nos ayuden, así que no dudéis en uniros a nuestras aventuras y daros la oportunidad de probar uno de los juegos de este 2020.

Pese a que no ha sido un bombazo mediático, se ha hecho con tanto cariño y mimo, que da hasta cierta rabia que no pueda llegar a más gente.

Sin lugar a dudas, Deep Rock Galactic me ha proporcionado la experiencia multijugador de este 2020 tan amargo. Gracias.

(Visited 152 times, 1 visits today)
Cerrar