Escrito por 13:09 ¿Qué pasó con...?, Artículos, Destacado
• 10 minutos de lectura

¿Qué pasó con la saga Legacy of Kain?

25 años separan al primer lanzamiento de la saga Legacy of Kain hasta hoy. Por el camino, cinco entregas que dejaron grandes momentos. ¿Qué paso entonces con la saga?

Parece mentira, pero han pasado ya casi veinticinco años desde que las aventuras de Kain llegasen hasta nosotros. En un mercado donde la narrativa vampírica la tenía monopolizada la gran obra de Konami, Silicon Knights quiso hacerse un hueco. Blood Omen: Legacy of Kain sería el golpe en la mesa que le permitiría a la saga tener hasta cinco títulos con el apoyo de Crystal Dynamics y respaldado por una comunidad que se volcó cuando Raziel entró en juego. Sin embargo, una serie de malas decisiones, retrasos y propuestas incompletas relegaron a la saga a permanecer en las sombras… hasta que alguien se atreva a recuperarla. ¿Qué pasó con la saga Legacy of Kain?

El nacimiento de la saga

Hablar de Silicon Knights, es hablar de un estudio caído en desgracia (de ellos hablaremos otro día). La empresa canadiense se estrenó en el mundo de los videojuegos con tres títulos que no tuvieron mucho éxito, lanzados entre 1992 y 1994: Cyber Empires, Fantasy Empires y Dark Legions. Sin embargo, fue con Blood Omen: Legacy of Kain con la que la desarrolladora consiguió hacerse un pequeño hueco en el mundo de los videojuegos.

En un momento en el que Castlevania había colapsado la temática vampiresca, Silicon Knights decidió a llevar a los chupasangres hasta un entorno RPG, volcándose en la construcción de una buena narrativa y acompañándolo de elementos de rol que llamasen la atención del público. La primera en llamar a la puerta del estudio fue Crystal Dynamics que vio con buenos ojos el desarrollo, siendo la distribuidora del título en PC y PlayStation.

Blood Omen: Legacy of Kain nos cuenta la historia de Kain, un noble asesinado que vuelve a la vida en forma de vampiro para vengar su muerte. Kain cree que su nueva condición es una maldición y que puede revertirla buscando la cura por todos los rincones de Nosgoth. Según avanza el juego se da cuenta de que más que una maldición es una bendición, comenzando a liderar una rebelión contra los humanos y erigiéndose como líder único de los vampiros.

La historia de Kain caló rápidamente entre el público, pero no tuvo una buena acogida. Si bien las notas de la crítica acompañaban, la sombra de otros títulos similares eclipsó un poco la exposición del juego. Sin embargo, Legacy of Kain todavía tenía un as guardado en la manga. El mismo as con el que, muchos de nosotros, conoceríamos la saga Legacy of Kain. Os estoy hablando de Soul Reaver.

La era dorada de Raziel

Tras el lanzamiento de Blood Omen, Crystal Dynamics compró los derechos de la franquicia a Silicon Knights para poder desarrollar sus propios videojuegos basados en el universo del vampiro. En esta ocasión sus nuevos dueños decidieron (forzandamente) cambiar al protagonista de la saga y contarnos la historia de Raziel, un vampiro convertido en espectro que era lugarteniente del propio Kain. Este último asesina a Raziel, pero vuelve a la vida para convertirse en un segador de almas.

El desarrollo de este título comenzó en 1997 y fue lanzado en 1999 para PlayStation, PC y posteriormente Dreamcast. Durante estos años el juego tuvo bastantes problemas, tanto por las decisiones tomadas por Crystal Dynamics como por parte de Silicon Knights. Este episodio fue especialmente delicado y viene provocado por una disputa con la propia Silicon Knights, la cual puso bastantes impedimentos para la promoción del juego. Si queréis saber más sobre este caso (Kain II), he escrito lo que ocurrió al final de este texto.

A todo esto se le sumó la cantidad de material que Crystal Dynamics había creado para el juego. Material que tuvieron que recortar para cumplir los plazos, debido a todos los retrasos sufridos. En una entrevista, el propio director del juego declaró que tuvieron que dividir el juego «prácticamente en dos» porque se dieron cuenta de que «sobre desarrollaron la idea». Este contenido recortado, entre los que se encontraban multitud de enemigos, cuatro enfrentamientos finales, once habilidades y hasta doce áreas, les permitió cimentar la tercera entrega de la saga: Defiance. En total se calcula que tuvieron que recortar dos tercios del juego original para poder lanzarlo en los tiempos estipulados.

Aún con todos estos problemas, Soul Reaver fue un éxito de crítica y público. El cambio del RPG a la aventura-acción fue muy bien recibido e incluso se les incluyó en la lista de «Los Más Grandes Éxitos» de Sony. Con este recibimiento estaba claro que la segunda parte de las aventuras de Raziel llegaría. Y vaya si llegó.

Soul Reaver 2 se empezó a desarrollar muy poco después del lanzamiento de la primera entrega. Aprovecharon todo lo que habían aprendido en el primer desarrollo, para hacer un juego un poco más ambicioso, sin el lastre de los retrasos. Volvemos a controlar a Raziel en el mismo punto donde lo había dejado Soul Reaver, con un final bastante abrupto fruto del recorte masivo. En esta ocasión tendremos que perseguir a Kain, el cual ha conseguido controlar unos portales temporales que le permiten saltar a épocas pasadas.

Soul Reaver 2 fue lanzado en PlayStation 2 y PC en 2001, dos años después de su antecesor. Esta entrega, aunque esperada tras el éxito de Soul Reaver, tuvo un éxito bastante limitado. La crítica lo alabó, pero las opiniones eran muy dispares señalando, entre otras cosas, lo repetitivo y continuista de la fórmula. Este hecho no frenó a Crystal Dynamics que un año después, volvió a la carga con Blood Omen 2: Legacy of Kain.

La vuelta de Kain

Tras la salida de Soul Reaver 2, Crystal Dynamics quiso devolver a Kain el papel de protagonista. Para ello, el estudio creó un equipo totalmente nuevo, que no había trabajado en la franquicia anteriormente. Buscaban darle aire nuevo a la saga y así poder profundizar en la historia de Kain. La dirección del juego pasó a manos de Glen Schofield el cual mantuvo la jugabilidad de acción/puzles de los anteriores para centrarse más en la historia.

Para entender la trama hay que irse doscientos años después de Blood Omen, en una línea temporal alterada creada por Kain en Soul Reaver 2, al evitar que la Segadora absorbiera a Raziel. En este nuevo universo el líder de los vampiros es Vordador, quien manda a Kain a encontrar la Piedra Nexo: un artefacto capaz de repeler la Segadora. Durante la aventura podremos ir consiguiendo «Dotes oscuras» que mejorarán a Kain otorgándole nuevas habilidades.

Blood Omen 2: Legacy of Kain se lanzó el 21 de marzo de 2002 para PlayStation 2, Xbox, PC y posteriormente en GameCube. El éxito cosechado con las anteriores entregas no le sirvió para calar entre el público, ya que la prensa lo sepultó por su combate simplista y sus tediosos puzles. Es más, el juego cuenta con una media de un 6.8 entre todas las plataformas.

Mientras Blood Omen 2: Legacy of Kain estaba siendo desarrollado y, tras el lanzamiento de Soul Reaver 2, el equipo al cargo de esta entrega se puso manos a la obra con la que sería la quinta entrega de la saga: Legacy of Kain: Defiance. Crystal Dynamics decidió que la saga debía tener un final a la altura y para ello utilizaron parte del material que se había eliminado en Soul Reaver.

En esta entrega podremos controlar tanto a Raziel como a Kain siguiendo los hechos tras Soul Reaver 2. En el momento en el que Raziel no asesina a Kain consigue un libre albedrío, en contra de lo que estaba escrito en la profecía. Este es el punto de partida que después se ve truncado por el intento de manipulación por parte de Mobieus hacía Raziel.

Esta acción no llega a funcionar, gracias a que Raziel cuenta con este libre albedrio, por lo que ayuda a Kain a encontrar una forma de deshacer las consecuencias de sus acciones y restaurar Nosgoth.

Con esta premisa, Crystal Dynamics intentó cerrar la historia de estos dos vampiros. Aunque habían implementado novedades (recortadas en su mayoría de Soul Reaver) esta entrega lanzada el 11 de noviembre de 2003 para PlayStation 2, Xbox y PC no tuvo la gran aceptación que esperaba el estudio. La mayoría de medios coincide en que es una entrega muy ambiciosa, con unos grandes gráficos y valoran muy positivamente el cierre de la trama. Aún así, como puntos negativos, hablan de una pobre jugabilidad, el cambio de plano como mecánica repetitiva y una cámara incómoda de manejar. Estos puntos fueron los que empañaron el gran cierre de la saga.

Los tachones en la sagas

La saga Legacy of Kain cuenta con varios proyectos cancelados a sus espaldas. Antes de hablar de los proyectos que surgieron después de Legacy of Kain: Defiance, hay que hablar de dos títulos que no llegaron a buen puerto: Kain II y Dark Prophecy.

Kain II fue un encargo que Activision le hizo a Crystal Dynamics. Por aquel entonces la empresa aún no tenía los derechos de la saga pero estaban en conversaciones para adquirirlos. Este encargo llegó después del lanzamiento de Blood Omen: Legacy of Kain. El primer concepto que presentaron no gustó del todo a Activision, así que decidieron buscar otras empresas que pudiesen apoyar a Crystal Dynamics.

Entre las empresas consultadas estaba Silicon Knights que aún estaba traspasando toda la información tras la compra. La utilización de toda la investigación que había hecho la empresa canadiense para el desarrollo de este prototipo, no les gustó del todo e interpusieron una medida cautelar. El proyecto tuvo que ser reestructurado. Activision se bajó del barco y las empresas empezaron una batalla legal, deteriorando las relaciones entre ambas partes.

Tras la finalización de la compra por parte de Crystal Dynamics tuvieron que cambiar el desarrollo. Estamos ya a finales de 1997, cuando Kain II estaba planeado para lanzarse a principios de 1998. Esta circunstancia, sumado a la adaptación en el proyecto de lo que ya tenían creado para Kain II, originó la sobredimensión del proyecto y el posterior retraso hasta 1999. ¿Por qué sabemos que Kain II se convirtió en Soul Reaver? Porque, en los archivos del juego, quedaron algunas referencias a este proyecto sin borrar.

Por su parte Legacy of Kain: The Dark Prophecy estaba pensado para seguir contando el pasado de Kain y ahondar más sobre los Hylden. El juego, planteado para PlayStation 2, Xbox y PC llegó a ser jugable e incluso hubo una demo técnica que transcurría en la fortaleza de Malek. Eso sí, el juego nunca llegó a estar ni cerca de completar su desarrollo. Nunca se supo el motivo de su cancelación, aunque se puede intuir. Nada más lanzar Defiance comenzó el desarrollo de esta nueva entrega. Eidos esperó unos meses para ver si las ventas de esta quinta entrega remontaban y eran suficientes para poder financiar esta entrega; pero esto no ocurrió.

Un nuevo intento por revivir la saga llegaría en 2009 cuando se comenzó el desarrollo de Legacy of Kain: Dead Sun por parte de Climax Studios para Square Enix Europa. El juego se centraría en el vampiro Gein y en el humano Asher a través de sus viajes por Nosgoth. Su base jugable sería la de Soul Reaver mezclada con los juegos de acción populares de la época. Además, tendría un apartado multijugador desarrollado por Psyonix. Sin embargo, Square Enix canceló el juego en 2012 después de completar todas las capturas de movimiento para el juego y mostrarlo en sociedad. Al parecer, diferencias artísticas entre Square Enix y Climax, sumado a que el proyecto se hizo demasiado grande como para ser rentable, fueron los motivos para la cancelación.

Sin embargo, Square Enix no decidió cancelar el multijugador que estaba desarrollando Psyonix que ahora ya no dependía del juego original. Nosgoth fue una especie de MOBA inspirado en Soul Reaver y con un control en tercera persona parecido a SMITE. El juego se lanzó para PC en marzo de 2016 en una beta abierta para que el público pudiese probarlo. La crítica se cebó con este MOBA, destacando la falta de contenido, los problemas técnicos del juego y lo poco o nada que tenía que ver con la saga. Nosgoth fue cancelado solo un mes después de presentarlo en sociedad, intentando por el camino ocultar todo lo referente al título.

¿Qué será de la saga?

Aunque Legacy of Kain es una saga recordada con mucho cariño para la comunidad de videojuegos, la realidad es que no hay planes a corto ni medio plazo de resucitar la saga de Kain y Raziel. Si hay que preguntar a alguien sobre su futuro es a Square Enix, actual propietaria de los derechos tras la compra de Eidos. En una ocasión le preguntaron a Phill Eliot, director de publicación indie en Square Enix, por la saga y su respuesta fue que no tenían planes específicos para Legacy of Kain. Aún así dejó la puerta abierta a escuchar ofertas de otros estudios para resucitar a la saga.

Lo más realista sería un posible remake, al menos de Soul Reaver. Este rumor ha sonado en repetidas ocasiones como una realidad, pero a día de hoy, no hay nada confirmado por parte de Square Enix ni ningún estudio cercano. Lo más parecido que hemos tenido en estos años son creaciones de fans que tratan de volver a traer las aventuras de Raziel, pero sin ningún proyecto serio o terminado al cien por cien.

Tendremos que esperar. A lo mejor Raziel y Kain ya han ofrecido todo lo que tenían que ofrecer pero sinceramente creo que su historia y jugabilidad tienen un hueco en la actualidad. Un remake de las tres entregas principales junto con un nuevo juego basado en Raziel sería muy bien recibido. A Activision le salió bien la jugada con Crash Bandicoot y creo sinceramente que Legacy of Kain sería el mismo caso. Ahora solo falta que Square Enix ponga interés en ello. Esperemos que sea pronto.

(Visited 50 times, 1 visits today)

Con un mando entre las manos desde el 92. Crecí con un dragón morado, un erizo azul y un fontanero que no se dedica a la fontanería. De mayor intenté comerme la tarta... pero era mentira. Retarme a un duelo de insultos puede ser una decisión mortal. Y por si fuera poco, dirijo una isla de monos... por lo que de mayor ¡quiero ser un gran pirata!.

Cerrar