Escrito por 16:01 Análisis, Artículos

Análisis | Moving Out, mudanzas de risa

Una de las cosas que más pereza en la vida da es hacer una mudanza… Los que las hemos sufrido sabemos de lo que hablamos, dado que no implica solo la mudanza en sí, sino también su planificación. ¿Puede un juego sobre mudanzas ser divertido? Moving Out ofrece mudanzas de risa!

Un camión y un montón de objetos a transportar
Un camión y un montón de objetos a transportar

Desarrollado por SMG Studio y publicado por Team 17 (OverCooked, Blasphemous, etc…), Moving Out viene a romper todos los tabús sobre las mudanzas y no solo hacernos reir, sino hacernos reir muchísimo. En este título somos trabajadores de una pequeña empresa de mudanzas y tendremos que ir haciendo trabajos en diferentes escenarios para que los clientes satisfechos corran la voz y nos den nuevas oportunidades de negocio.


No puedo parar de reír

Toda esta premisa podría estar bajo una capa de gráficos de alta calidad y ser un juego lo más realista posible y aún así encontraría su hueco en el mercado de los simuladores… Pero no es así, el juego se ha adaptado a la fórmula de los party games que tanto caló entre los jugadores con juegos como Out Of Space o Overcooked; ofreciendo un juego colorido, nada realista y con mucho, mucho humor.

Casas enormes nos harán tener problemas
Casas enormes nos harán tener problemas

El tono del juego se intuye desde el minuto 1, donde nos dan a elegir personaje y entre las elecciones nos encontramos con una persona con cabeza de tostadora, así sin más. Puede parecer una tontería o un skin más del personaje, pero ¿En qué juego nos permiten tener una tostadora por cabeza? ¡Y ojo que se nos caen las tostadas si nos golpean!

Cuando empiezas la primera misión, vas con todo el cuidado del mundo hasta que tu propio jefe empieza a gritar ¡Preocuparos de los objetos para la mudanza, lo demás da igual! En ese momento, como jugador, te das cuenta de la locura que eso representa. Objetos volando, ventanas rotas, casas llenas de barro… Todo tiene cabida para pasarlo bien, porque en este juego se aprende que una mudanza puede ser divertida si hacemos el loco.


Un sistema conocido

El sistema es prácticamente idéntico a Overcooked, manejamos un camión de mudanzas por toda la ciudad buscando nuevos clientes. Una vez encontramos uno, nos lanzamos a la mudanza ya sea en solitario o con amigos, gracias a Steam Remote Play Together podemos invitar a nuestros amigos a la partida, como ocurría con Overcooked, para que nos ayuden con el trabajo. Como en el otro título de cocina de Team 17, en Moving Out es prácticamente imprescindible jugar con amigos, debido a que hay objetos que tendremos que levantar entre varios jugadores para poder transportarlos.

Locura multijugador
Locura multijugador

Las misiones transcurren en una casa y un camión aparcado en la entrada, el objetivo es sencillo: El cliente marca los objetos que quiere llevarse a su nueva casa y en cuanto tiempo quiere que la mudanza se lleve a cabo. Por lo tanto, nos encontramos en desafíos contra reloj y contra el propio escenario, debido a que hay casas donde será más sencillo realizar las diferentes tareas, pero luego habrá escenarios realmente enrevesados (¡Mudanzas con elementos vivos en una granja!) Moving Out ofrece mudanzas de risa!

Más allá de las diferentes medallas que se obtienen (bronce, plata y oro) al realizar las misiones, cada una tienen objetivos secundarios que nos obligarán a repetir las misiones para desbloquearlo todo. Estos objetivos no están pensados para dotar de más profundidad a las misiones o para realizarlas de forma perfecta, sino de dotar a las mismas de más caos y locura.

Caos total con los sofás
Caos total con los sofás

Algunos ejemplos son, ponerse a jugar a un partido de fútbol en medio de la mudanza o evitar que una tortuga entre en la casa. Me ha encantado el hecho que estén totalmente separadas las misiones principales y sus objetivos, para así repetir las misiones, pero sin realizar lo mismo, sino centrarse en cosas totalmente diferentes.


Aún hay más locura de la que parece…

Por si no fuera poco con las situaciones que nos presentan en las mudanzas, existe un edificio que nos dará los desafíos más difíciles (y divertidos) del título. El Arcade es donde podemos desbloquear niveles “simulados” al estilo TRON donde el juego nos ofrece situaciones casi imposibles, como llevar un sofá entre dos por un laberinto de una sola casilla donde cabe una persona. Es una maravilla que un juego tenga tantísimas referencias a iconos clásicos que toda persona que se precie reconocerá al jugarlo, como, por ejemplo, escenarios inspirados en los clásicos PacMan (¡Con fantasmas y todo!) y Frogger.

Hay personajes de todo tipo...
Hay personajes de todo tipo…

Aprovechar los niveles del juego para conectar con la nostalgia del jugador, es algo que muy pocos juegos realizan y funciona muy bien a la hora de querer descubrir más del título.

Estos niveles “simulados” se desbloquean con las monedas que obtenemos con los objetivos secundarios de las misiones, de esta forma se crea una relación directa entre hacer los objetivos secundarios y descubrir todo el contenido que nos ofrece Moving Out. Moving Out ofrece mudanzas de risa!

Como conclusión, si adoráis juegos como OverCooked, donde pasar un buen rato con amigos es lo importante del título, ir de cabeza a por Moving Out. Divertido a más no poder, loco, caótico y con mucho contenido por desbloquear; es una combinación perfecta para los tiempos que corren. Sobre todo, para la gente que tiene a los peques en casa, puede ser una experiencia brutal de aprendizaje, dado que más allá de ofrecer un juego divertido, te obliga a pensar y planificar la mejor forma de abordar cada desafío. ¡Espero que mi siguiente mudanza sea tan loca y divertida como en Moving Out!

(Visited 11 times, 1 visits today)
Cerrar